Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SGAE distingue con su Medalla de Honor a Mariano Cariñena, referencia del teatro español

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha entregado este martes, en el Teatro Principal de Zaragoza, su Medalla de Honor, a título póstumo, al autor y director teatral aragonés Mariano Cariñena, un referente del teatro español de los últimos 50 años.
Así lo ha subrayado el vicepresidente de la SGAE, Fermín Cabal, quien ha hecho entrega del reconocimiento a la viuda de Mariano Cariñena, Marisol Albiac, en un acto al que han asistido numerosos actores aragoneses.
Fermín Cabal ha recordado que conoció a Mariano Cariñena hace "muchos años", cuando era joven, y "desde que le conocí tuve la impresión de que hablaba con una persona que sabía de teatro", que transmitía "conocimiento y seguridad en sí mismo".
"Mariano era una de las figuras del teatro español de su generación", maestro, director, escritor, un hombre "completo" y, por ello, "este reconocimiento es obligado". Asimismo, "ha dejado una estela muy notable de gente formada con su trabajo como pedagogo", por lo que es la SGAE la que "tiene el honor de entregarle esta medalla porque la merece y nos prestigia" recordarle de esta forma.
De hecho, ha subrayado que la decisión fue "unánime" y se adoptó hace meses, si bien "hemos atravesado una etapa convulsa, hemos tenido nuestros problemas y todo eso ha retrasado este merecido homenaje a Mariano", un hombre "muy querido, admirado y respetado", ha señalado Cabal, para remarcar que, aunque el trabajo de Cariñena estaba "muy localizado en Aragón, es una referencia del teatro español y ha sido uno de los grandes creadores" del país.
Marisol Albiac, viuda del creador aragonés, ha considerado "fantástico" este reconocimiento, al indicar que "es un honor muy grande que un aragonés tenga una medalla de este calibre y que vengan a dárnosla a nuestra casa".
El hall del Teatro Principal ya había adoptado el nombre de Mariano Cariñena tras su fallecimiento y ahora, además, lucirá un busto conmemorativo, como reconocimiento a su labor en la defensa y promoción de la cultura en la ciudad y del mundo del teatro. Albiac ha dicho que la figura se acompañará de un cuadro elaborado por su sobrino que se colocará "más adelante".
Marisol Albiac ha agradecido la presencia en este homenaje de numerosas personas "que le siguen queriendo" y admirando y ha estimado que Cariñena se sentiría "encantado", pero también "avergonzado porque era muy tímido y las grandes aglomeraciones se le harían muy cuesta arriba".
UNA FIGURA "FUNDAMENTAL"
El consejero municipal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, ha destacado que Mariano Cariñena fue una figura "fundamental", fundador de la Escuela Municipal de Teatro de la capital y director de la misma entre 1984 y 2002.
Por este motivo, ha estimado que "es bueno" impulsar este reconocimiento y que la SGAE le entregue su medalla de honor. También ha querido agradecer el "esfuerzo" de la editorial de Arbolé al publicar dos volúmenes con cuatro de las obras de Mariano Cariñena, dado que "es el mejor homenaje que se le puede hacer".
Estas dos publicaciones, que forman parte de la colección Titirilibros, son los libros 16 ('La fuente y la raposa, La ensañada') y 17 ('Dúo a cuatro voces, La reunión') de la Serie Roja de la editorial.
En representación de la editorial Arbolé, Enrique Villarrocha ha comentado que cuentan con más de cincuenta títulos editados y están trabajando en un proyecto para recuperar los documentos de Mariano Cariñena que rememoran "sesenta años de teatro".
El director Iñaki Juárez ha afirmado que fueron los ojos de Mariano Cariñena los que "me llamaron la atención", mientras que el profesor de la Escuela Municipal de Teatro, Francisco Ortega, ha recordado una conversación con Cariñena en la que "me dijo que estaba preocupado" por lo que ocurriría con sus archivos y, cuando falleció, "entendí que me pedía que escribiera algo", lo que ha dado fruto a este proyecto de recopilación sobre la memoria del teatro en Aragón.
Como portavoz de la familia, la actriz María José Moreno ha manifestado que Cariñena "fue mi mentor, mi profesor, escenógrafo, fue todo y lo que he hecho en teatro ha sido de su mano. Lo recuerdo como un ser muy especial, al que echo de menos un poco todos los días".
Algunos de sus alumnos han recalcado que "gracias a él nos hemos formado". "Era un profesor divertido" y que "te enseñaba a entender el teatro, qué es, los personajes, dónde van y dónde terminan".
MARIANO CARIÑENA
Mariano Cariñena Castell (Zaragoza, 1932-2013) desarrolló a lo largo de más de 40 años una intensa y decisiva labor en la escena aragonesa como autor, director, traductor, adaptador, profesor o actor. Era socio desde 1971 y en su haber consta un total de 23 obras propias y 40 adaptaciones.
Titulado en Dramaturgia y Dirección Escénica por el Instituto de Teatro de Barcelona, durante los años 60 fue uno de los fundadores del Teatro de Cámara de Zaragoza. Ya en la década de los 70, al frente del Teatro Estable ejerció un papel esencial en el desarrollo del teatro independiente. Más tarde fundó la Escuela Municipal de Teatro, de la que director desde 1984 hasta su jubilación, en 2002.
En sus diversas facetas en el terreno de la dramaturgia, fue responsable de más de 60 montajes teatrales, incluyendo obras propias como 'El cuento al revés', 'Tesorina' y 'De brujas, moras y diablos' o adaptaciones de autores como Pirandello ('Enrique IV'), José Sanchís Sinisterra ('Los figurantes'), Bernard Shaw ('Amores, prejuicios e intereses') o Jardiel Poncela ('Cuatro corazones con freno y marcha atrás', 'Una noche de primavera sin sueño'). Cariñena falleció en Zaragoza, el 23 de marzo de 2013.