Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SGAE ha dedicado 1.800 horas a su investigación interna cuyas conclusiones se conocerán a finales de octubre

La entidad considera un "contrasentido" la demanda de Teddy Bautista por despido improcedente
La SGAE ha dedicado 1.800 horas a su investigación interna cuyas conclusiones se conocerán a finales de octubre. Así lo ha señalado Sabino Méndez, portavoz de la Junta Directiva de la entidad, tras la reunión que ésta ha celebrado este martes y entre cuyos temas se ha abordado también la demanda de Teddy Bautista a la Sociedad por despido improcedente en la que exige "más de 1,2 millones de euros".
A este respecto, ha expresado su "extrañeza" al tener conocimiento de dicha demanda laboral y considera un "contrasentido" esta medida habida cuenta de que el ex director ejecutivo aceptó la "renuncia voluntaria" el pasado 12 de julio y se le relevó de todos sus cargos en la SGAE y entidades filiales.
Méndez ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que el ex director ejecutivo de la entidad "tenía un contrato blindado en el caso de despido por el que se le daban dos años de sueldo, pero la reclamación va más por el lado de la legislación vigente. Ha prescindido de esos blindajes y ha pedido 45 días por año trabajado. Llevaba desde 1983 y la cantidad será muy respetable. Tendría que salir del dinero de los autores y eso nos parece, desde todos los puntos de vista, muy contraproducente", ha afirmado Méndez.
A partir de aquí, la Junta Directiva "esperará a que el tribunal laboral o las instancias jurídicas pertinentes digan qué solidez jurídica tiene esta demanda de despido improcedente de una persona que ha renunciado a todos sus cargos. Cuando haya un dictamen tomaremos las iniciativas", ha señalado.
UN MES MÁS INVESTIGANDO
En cuanto a la investigación interna, Méndez ha recordado que un equipo de la consultora Ernst & Young está al servicio del catedrático Ramón López Vila, "externo a la SGAE". Aparte de las conclusiones que se conozcan este mismo mes, los trabajos "se ampliarán otro mes" debido a que se quieren incluir los asuntos relacionados con la red Arteria en esa investigación.
Por lo que se refiere a otros asuntos que ha abordado la Junta Directiva de SGAE, Sabino Méndez ha explicado que también se ha avanzado en todos los temas de control, en "el plan de desinversión de la red Arteria y en todo el proceso electoral".
Asimismo, ha avanzado que este mismo viernes estará ya el dictamen de la comisión de redacción de los nuevos estatutos de la entidad y ha recordado que se ha querido que sus integrantes "trabajen fuera del foco". "Son gente de fuera de SGAE, incluso algunos muy críticos. Ahí tendremos unas reglas del juego muy consensuadas por todos y más participativas, transparentes y democráticas", ha indicado. Finalmente la Asamblea General se celebrará el 30 de noviembre y no el 25 como estaba previsto inicialmente.
UN "FALLO DE BISOÑEZ"
En cuanto a las relaciones de la entidad de gestión con el Ministerio de Cultura, Méndez ha aclarado que "no es tensa, más bien al revés". "Hubo un malentendido hace un par de semanas y se ha resulto como es debido, entregando las actas, los contratos de auditoria que hemos suscrito, toda la documentación justificativa de lo que hacemos", ha añadido apuntando a "un fallo de bisoñez" del actual equipo, que al primer requerimiento del Ministerio sólo le envió una carta explicándole lo que estaba haciendo.
"El Ministerio entonces fue duro con nosotros pues lógicamente quería constancia de todo ello y nos mandó un apercibimiento. Ahí nos pusimos las pilas", ha reconocido.
La intención de la Junta directiva es, según Méndez, que toda esa documentación esté en manos de "la Administración del signo que sea que salga de las elecciones del 20-N". "Se trata de que colabore con nosotros incluso proponiendo observadores, pero aún se está diseñando todo ese mecanismo", dice.
Respecto al posible retraso de las elecciones que se fijaron inicialmente para el 16 de enero, Sabino Méndez ha asegurado que "será mínimo, quizás tres o cuatro semanas" y ha recordado que en buena medida la SGAE depende de la Administración: "La Administración debe validar los acuerdos tomados en la Asamblea general. Habrá que esperar a la formación del nuevo Gobierno y cuando den el pistoletazo de salida podremos culminar ese proceso que ha sido largo", concluye.