Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S.O.S de la industria de la música

"Hace ya demasiado tiempo que estamos solos. Ni los sucesivos inquilinos de la Moncloa ni los parlamentarios que toman asiento en los hemiciclos nos han incluido jamás entre sus prioridades. Tenemos la sensación de no contar para nadie, de no existir", explica el manifiesto que los artistas han hecho público en el patio de cristales de la Casa de la Villa, sede del ayuntamiento madrileño.
El manifiesto ha circulado durante poco más de una semana por Internet y ha reunido numerosas firmas de apoyo de los distintos colectivos que mueve el mundo de la música.
En el manifiesto, titulado "La música es cultura. La música es empleo", los firmantes explican que "la piratería nos hace daño, desde luego", pero "la crisis es mayor y más profunda".
"La música en directo carece de espacios"
Citan como ejemplo el hecho de que "los espacios naturales donde nacen el pop y el rock son considerados meros tugurios perseguidos por las administraciones, cuando deberían ser espacios culturales" en un momento en el que "la música en directo carece de espacios escénicos adecuados".
"Parece como si no hubiera motivos para seguir ejerciendo la profesión que mejor conocemos y desempeñamos", un oficio con el que "hasta hace poco" se les reconocía su contribución "al enriquecimiento cultural" del país por "ser partícipes de un proceso por el que millones de personas disfrutan todos los días con la música".
Compromiso por la música
"Ahora, sin embargo, ya no sentimos tantos motivos de orgullo. Porque se ha extendido una cantinela según la cual nosotros no trabajamos, sino que vivimos de un bien al que la gente tiene derecho a acceder de forma gratuita y con total impunidad", dicen en este texto, en el que piden "un compromiso por la música, una apuesta verdadera para el desarrollo de una industria que tiene mucho que aportar a la sociedad". BQM