Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sardá, pasión en 'Wonderland'

Nuria, la hija del diseñador catalán, comenzó su cita con Cibeles en un universo imaginario, en el que lo que menos llama la atención es el interior y lo más visual son los complementos, ya sean enormes sombreros de copa, orejas de conejo, tocados, ligueros, guantes o el altísimo calzado.
"Les proponemos un viaje imaginario a un mundo soñado donde jugaremos con las proporciones y apreciaciones para confundir la realidad. Nada es lo que parece, todo es según como se mire... pasen y vean... ¿Qué ve usted?", cuenta la firma en la página de Cibeles Madrid Fashion Week.
Los corpiños dan cierto aire retro a 'Wonderland', la colección de Sarda para la próxima temporada, adornados con vistosos corazones de metal abrochados a la espalda y coronas de princesa, en una paleta de colores que va del visón al morado o marino.
"Los tejidos giran en torno a la seda en sus múltiples versiones, tul, muselina, organza, raso, trabajados en nido de abeja, plisados o flocados, dando a las siluetas un aura irreal. Bustiers de espalda fantasía, ligueros anudados, shorts fruncidos, sujetadores demi-sein, son las prendas más innovadoras de la nueva colección", así describe la colección la firma.
El creador deja para la noche la sofisticación del terciopelo, la organza, el raso, el tul de seda y el encaje en capas , corpiños de lazos y flores pintadas a mano, bustiers de cascabeles y transparentes levitas que provocan silbidos entre los fotógrafos y el público. "Los bordados realizados sobre tul invisible de alta costura, se tatúan sobre el cuerpo, flotando, como si no tuviesen base. Los encajes ligeros o contundentes no tienen punto medio. Van a los extremos", finaliza Andrés Sardá.