Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Second regresan inspirados en George Orwell: 'Todo lo que leímos en '1984' se está cumpliendo"

Tan épicos y emotivos como siempre, pero también más frescos, directos, bailables e incorrectos, los murcianos Second publican este martes 'Montaña Rusa', un nuevo disco que se abre con una canción, '2502', que encierra una crítica a la sociedad actual, con individuos "idiotizados y lobotomizados". "Las cosas que leíamos en '1984' de George Orwell se están cumpliendo, estamos controlados por los gobiernos y las empresas", recalca a Europa Press el vocalista del grupo, Sean Frutos.
Precisamente 'Lobotomizados' es otra de las canciones estrella de un álbum grabado en Los Angeles a las órdenes del afamado productor Sebastian Krys, con quien la banda esperaba conseguir un sonido "más directo, con punch, que te dé en la frente". "Hasta ahora nuestros discos eran demasiado correctos, y luego en directo no somos así", señala Frutos, para después asegurar que mucha gente les ha dicho que había una "diferencia brutal" entre sus trabajos de estudio y sus conciertos.
El propio Sean relata que los trabajos para este álbum, que supone un "golpe de timón" al dar más relevancia a los ritmos bailables, comenzaron en 2012, con sesiones con el productor a través de Skype. "Siempre hemos tenido un punto bailable en todos nuestros discos, lo cual nos ha ayudado a construir un repertorio muy ecléctico. Lo que pasa es que en este disco hemos cambiado la proporción de bailables con respecto a los medios tiempos. Estamos muy al día de lo que se hace y con la música de baile, así que eso se tiene que notar", asegura Frutos.
La banda compuso los nuevos temas sin parar de tocar en directo hasta diciembre del pasado año, cuando no les quedó más remedio que hacerlo para centrarse en el trabajo que ahora ve la luz. "Y en cuanto volvimos al escenario en marzo comenzamos a tocar las nuevas canciones para probarlas, porque Second es un grupo de carretera y directo. Nos cuesta parar, vivimos de tocar, nos dedicamos exclusivamente a la música y si no salimos a tocar no pagamos el alquiler", explica Frutos.
Sobre la experiencia californiana, uno de los guitarristas del grupo, Javi Vox, recalca que "no fue un viaje de turismo, fueron cuatro semanas haciendo vida, buscando supermercados baratos y trabajando". A este respecto, Frutos añade que en Los Angeles trabajan "muy rápido pero muy organizados", por lo que en apenas una semana tenían toda la base grabada, algo muy distinto a lo que estaban acostumbrados a hacer.
"En dos días estaban grabadas las baterías y los bajos, y en tres las guitarras", apunta el vocalista, antes de que tercie Javi Vox para apostillar que "antes las baterías se grababan en dos semanas o dos meses, y las guitarras tres semanas o tres meses". Por eso Frutos retoma la palabra para afirmar que han "cambiado el concepto" y que "no era sano" lo que hacían antes.
Para el otro de los guitarristas, Jorge Guirao, este ha sido un "proceso mucho más rápido" que en ocasiones pasadas, además de "muy democrático compositivamente", pues contiene canciones de todos los miembros del grupo. "Yo he compuesto cuatro, Javi dos, Nando el bajista otras dos, y el batería, Fran, otro par de temas", enumera Guirao.
"LOS MÚSICOS VIVIMOS DE LOS CONCIERTOS"
Acerca de la situación actual de los músicos, Jorge afirma que viven "básicamente de los conciertos, de tocar, de pinchar y de componer canciones". La opinión del otro guitarrista, Javi Vox, es bastante parecida, pues asegura que "pinchas música en locales para que la gente se lo pase bien, pero eso da para pagar el recibo del teléfono y poco más". "El músico vive de los conciertos, si puede", asevera.
De cara al futuro, Second no quiere otra cosa que, en palabras de Sean Frutos, "tocar en un montón de sitios e incluso abrir una puerta hacia América". "No lo hemos intentado todavía, pero creo que deberíamos dedicar una parte de nuestro tiempo a eso", añade, antes de que Jorge Guirao intervenga para sentenciar: "México sería un sitio donde este grupo sería muy bien recibido".