Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seguro millonario para cubrir el riesgo de cancelación de un concierto de Madonna en Rusia

La cantante estadounidense Madonna durante un concierto en el estadio de Maracaná, en Río de Janeiro (Brasil). EFE/Archivotelecinco.es
Los organizadores del concierto que Madonna ofrecerá el próximo 2 de agosto en San Petersburgo han contratado un seguro de 6 millones de euros (casi 7,8 millones de dólares) en caso de suspensión del espectáculo, informó hoy la compañía aseguradora VSK.
"La aseguradora VSK y la compañía 'Planeta Plus' firmaron un seguro para cubrir el riesgo de cancelación del concierto de Madonna y otro seguro de responsabilidad civil. Los contratos ascienden a un total de 6 millones de euros", señala el comunicado, citado por la agencia oficial RIA-Nóvosti.
En 2006, la aseguradora compensó a los organizadores del concierto de los Rolling Stones en San Petersburgo por las pérdidas ocasionadas tras la suspensión del mismo, después de que el grupo se viera obligado a cancelar su gira debido a las heridas que sufrió el guitarrista Keith Richards al caerse de un cocotero.
Asimismo, VSK ha asegurado conciertos de los grupos Aerosmith y Linkin Park y de artistas como Elton John, Gary Moore y Ozzy Ozbourne.
El Museo del Hermitage confirmó la semana pasada que ha dado el visto bueno para la actuación de la cantante estadounidense en la plaza del Palacio de la antigua capital imperial, pero siempre y cuando se cumplan algunas condiciones, sobre todo relativas al nivel de sonido.
Aún así, Mijaíl Piotrovski, director del principal museo ruso de arte y uno de los más importantes del mundo, opinó que la plaza donde se encuentra el Hermitage no es un lugar idóneo para conciertos como el de Madonna.
Asimismo, exigió que la cantante evite actos de sacrilegio durante su concierto, el único en Rusia en el marco de su gira "Sticky and Sweet", al que se espera que asistan unas 50.000 personas.
Según Yevgueni Finkelstein, presidente de PMI, corporación de la que forma parte 'Planeta Plus', en la plaza no habrá un patio de butacas como tal, sino dos tribunas a un metro de altura, además de una zona VIP, mientras que los admiradores más fervientes de la cantante podrán congregarse en otras dos zonas.
Finkenstein agregó que por su concierto en San Petersburgo Madonna cobrará el honorario más modesto en toda la historia de sus giras.
"Venir a San Petersburgo es un deseo expreso de la propia cantante, que recibirá un honorario discreto por este concierto. Para nosotros, este concierto nos aportará sin duda alguna beneficios, a pesar de la crisis. Estoy convencido de que se venderán todas las entradas en unos cuantos días", subrayó.
Madonna ofrecerá así su segundo concierto en Rusia, tras el que dio en 2006 en Moscú, donde, a pesar de las manifestaciones de los círculos religiosos que protestaban por su crucifixión en directo, desarrolló su espectáculo "Confessions" ante más de 50.000 espectadores en el estadio Luzhnikí de la capital rusa.