Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Selena Gomez en Carpool Karaoke pide que le busquen novio

Selena Gomez ha sido la última invitada en el Carpool Karaoke de James Corden. La cantante de 23 años se mostró especialmente divertida, juguetona y cantarina, aunque le hayan llovido las críticas en Twitter por no entonar bien y desafinar, y por mantener la compostura al tener sus piernas cruzadas en el asiento del todoterreno donde se rueda esta sección de The Late Late Night Show.
La ex novia de Justin Bieber le hizo pasar dos momentos angustiosos al presentador británico. Primero al subirle a una montaña rusa para cantar Come & Get It, algo que fue especialmente complicado para el showman, asustado por la velocidad y la altura de las colinas mecánicas. Mientras, una Selena con los brazos en alto y gestualizando seguía cantando como si lo hiciera todos los días.
De vuelta al coche, la estrella musical y el conductor se tomaron una botella de jenjibre, una bebida que bebe todos los días para depurar el organismo, y que provocó el malestar en el paladar y la garganta del humorista inglés. La bebida de color verdoso no hizo otra cosa que abrirle el apetito al conductor, que enfiló hacia un McAuto, provocando la histeria de las vendedoras al ver a la artista en el asiento del copiloto.
Tras hablar de la pandilla de Taylor Swift, de la que ella es miembro orgullosa, Corden le preguntó si se permiten chicos en su grupo, a lo que la cantante contestó lanzándole el reto de buscarle un novio y más tarde hablar del tema. El guionista de 37 años aprovechó la coyuntura para preguntarle si buscaba pareja. "Me gusta divertirme", le espetó la intérprete de Hands To Myself, una respuesta que sirvió al anfitrión para conjeturar si prefería tener un chico en cada lugar, a lo que Gomez con sonrisa picarona especificó que no tenía que haber uno en casa sitio.