Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sónar abre este jueves su edición más reivindicativa con 'Become ocean'

Jean-Michel Jarre, Anohni, James Blake, New Order y Santigold, cabezas de cartel
El XXIII Festival de Música Avanzada y New Media Art Sónar, que se celebrará en gran parte en el recinto Fira de Montjuïc de Barcelona, inaugurará este jueves su edición más reivindicativa con crítica social con el concierto 'Become ocean' (Pulitzer de Música 2014) del compositor John Luter Adams contra el cambio climático.
Interpretada por la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) en L'Auditori, la pieza propone una experiencia hipnótica a partir de tres grupos orquestales que fluctúan como si fueran tres olas oceánicas y que evolucionan de forma independiente para unirse en una imponente ola.
Los codirectores del festival Enric Palau y Ricard Robles han subrayado en numerosas ocasiones que en la edición de este año la "música se posiciona" especialmente con temas de denuncia social, políticas de inmigración, violencia de género y vigilancia masiva.
La cantante de origen británico Anohni --ex Antony and the Johnsons--, una de las más esperadas del evento, estrenará en Europa su 'Hopelessness', disco de alto contenido político y contra el cambio climático que representa la nueva andadura electrónica de la artista.
Por su lado, el productor francés Jean-Michel Jarre, pionero de la electrónica, presentará su proyecto de grandes dimensiones, en que ha colaborado en una canción con Edward Snowden para criticar la vigilancia global.
Como cada año, el festival será muy rico y tendrá una notable "diversidad geográfica y estilística" en que se sucederán hasta el sábado --en Sónar de Día y Sónar de Noche-- 130 actuaciones de 250 artistas de 28 países en ocho escenarios, uno de los cuales reformado para ser más envolvente --SónarCar--.
El Sónar+D celebra este año su edición más fuerte y transversal con el productor, compositor, artista visual y tecnólogo británico Brian Eno como "protagonista absoluto" y responsable de la conferencia inaugural del IV Congreso Internacional de Cultura Digital y Tecnologías Creativas, que reunirá a más de 4.000 profesionales.
El Antropoceno --término usado por los científicos para hablar de modificaciones de la naturaleza fruto de la acción del hombre-- será un eje temático del festival, en que Olafur Eliasson llevará un proyecto de cargador solar.
La edición que está a punto de arrancar, y que espera aproximarse a los 119.000 participantes del pasado año, contará también con la actuación de los esperados James Blake, Santigold, New Order, James Rhodes y Boyz Noize con nuevos álbumes.
Esta edición tendrá una importante presencia de música urbana y música de baile, y mucho aire de 'clubbing' nocturno, convirtiendo el Sónar de Noche "en el club más grande del mundo".
Respecto a la escena local, estará representada con una treintena de artistas, muchos con nuevos proyectos, entre ellos El Guincho, El Niño de Elche, Bruna & Wooky y The Spanish Dub Invasion; así como una presencia destacada de los espectáculos con presencia de la tecnología, y una recuperación de la alianza con L'Auditori para ofrecer música clásica y contemporánea con James Rhodes.
SET DJ DE SIETE HORAS
Además del nuevo escenario que será una reedición de la propuesta Despacio de hace algunos años --un set de dj de siete horas con las sesiones bailables de Four Tet y Laurent Garnier--, otra de las novedades será el retraso de una hora en el Sónar de Día, de modo que pasará a celebrarse de 13 a 23 horas, y que los participantes tendrán una sola pulsera para acceder y pagar las consumiciones --en lugar de dos--.
El festival tendrá 17 autobuses lanzadera que conectarán el Sónar de Día y el Sónar de Noche y prevé capear la huelga convocada por los trabajadores del Metro --que afectará al festival el sábado-- gracias a 20 líneas regulares de autobús y ocho de ferrocarril, además de la complicidad del sector del taxi.
El presupuesto del festival es de 7,5 millones de euros, muy similar a la pasada edición, con 5,7 millones de recursos propios, más de un millón en patrocinios, 700.000 de aportaciones públicas --300.000 del Ayuntamiento, 250.000 de la Generalitat y 150.000 de ayudas europeas--.