Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TNC repetirá Shakespeare, tendrá Rodoreda, Clavé y Rojas y redescubrirá a Robert Wilson en 2016-2017

Brossa será el epicentro temático de la temporada con una obra, una exposición y un libro
El Teatre Nacional de Catalunya (TNC) representará nuevamente en su próxima temporada obras de William Shakespeare, además de programar obras de Mercè Rodoreda, Anselm Clavé y Fernando de Rojas, y reivindicar al dramaturgo estadounidense pero poco conocido en Barcelona Robert Wilson, que estará acompañado del actor y bailarín letonio Mijail Baryshnikov en la Sala Gran, de entre un total de 24 espectáculos en el recinto.
Según ha explicado en rueda de prensa este miércoles el director artístico, Xavier Albertí, la temporada empezará el 29 de septiembre con la primera zarzuela catalana que se conserva 'L'Aplec del Remei', del poeta y músico Anselm Clavé, con dirección de Wanda Pitrowska y dramaturgia de Josep Maria Miró, además de 43 músicos en el escenario.
Le seguirá en la Sala Gran la coproducción con la Compañía Nacional del Teatro Clásico 'Celestina', de Rojas, dirigida e interpretada por José Luis Gómez, que en su estreno en Madrid agotó entradas en seis horas.
Tomará el relevo la reposición de 'Molt de soroll per no res', de Shakespeare, con dirección de Àngel Llàcer, lo que Albertí ha atribuido a la voluntad del teatro de llegar a los más jóvenes, mientras que ha justificado que nueva la producción 'Ricard III' del dramaturgo inglés -con dirección de Albertí-- es una evolución natural de trabajar con el actor Lluís Homar: "Son dos mundos muy diferentes", ha defendido.
En enero de 2017 arrancará la propuesta de Xavier Bobés 'Cosas que se olvidan fácilmente', que tendrá lugar en los almacenes del teatro con cinco espectadores por función, en un viaje hasta el teatro de los años cuarenta; propuesta a la que sucederá el redescubrimiento de Robert Wilson, "uno de los grandes nombres del teatro internacional pero muy poco conocido en Barcelona", con su 'Letter to a man'.
Este dramaturgo, al que el público "tiraba pesetas" en una representación en el Festival Grec al no entenderse su minimalismo entonces y considerarse como una tomadura de pelo, vuelve a la ciudad con una historia sobre el bailarín ruso Vatslav Nijinski, que interpretará Baryshnikov.
SERGI BELBEL RELEERÁ A RODOREDA
Sergi Belbel será el encargado de releer a Mercè Rodoreda con la dirección de 'La senyora Florentina y el seu amor Homer', con de Mercè Sampietro como protagonista, en un espectáculo que es "poesía escénica y un canto a la vida".
La temporada en la Sala Gran terminará en junio de 2017, precisamente, con 'Ricard III', con una adaptación a cargo de Teresa Cunillé que durará unas cuatro horas pese a ser una versión reducida del original.
Por otro lado, la Sala Petita acogerá 'El coratge per matar', del sueco Lars Norén; 'La fortuna de Sílvia', de Josep Maria de Sagarra; 'En la solitud dels camps de cotó', de Bernard Marie-Koltès; 'Vania', de Anton Chéjov, a cargo de la compañía valenciana Moma Teatre, y la sátira sobre los Pujol 'A tots els que heu vingut', de March Rosich, entre otras.
El gran nombre de la temporada será el del escritor Joan Brossa, que centrará el espectáculo 'Collar de cranis' en la Sala Tallers, a la vez que protagonizará una gran exposición en el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba) y la publicación, con Edicions 62, de su obra poética completa.
ALBERTÍ, EN LA SENDA DE LA RENOVACIÓN
Preguntado por el fin de su mandato en julio de 2017, Albertí ha explicado que mantiene una relación fluidísima con la Conselleria de Cultura, que "claramente está apostando por la continuidad", ya que, en caso contrario, habría iniciado la convocatoria de un concurso, aunque ha avisado que próximamente se sabrá algo definitivo al respecto.
La directora ejecutiva de la sala, Mònica Campos, ha explicado que esta temporada cerrará previsiblemente con una media de ocupación del 91%, llegando a los 127.000 espectadores, 22.000 más que la anterior, además de haberse pasado de 1.233 abonos a 4.200.
Respecto a los abonos, han pasado de ser un 7% de los espectadores de la sala a rondar el 19%, con una fidelización que desea potenciarse y cuya venta se activará a las 8 horas del jueves por tiempo limitado; por su parte, la tarifa plana del año pasado se ha convertido en un abono de diez espectáculos a elegir entre 12 tras constatar el TNC que la media de funciones consumidas por sus beneficiarios fue de 10 el pasado año.