Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Taylor Swift, pendiente de su novio

Taylor Swift fue una de las grandes ausentes de la pasada edición de los Billboard y hoy se confirmaba el motivo, que no podía ser otro: la estrella musical estuvo cuidando a su novio, Calvin Harris, que acababa de sufrir un grave accidente de tráfico. La cantante de 26 años prefirió hacer de enfermera y reservar su modelito y la fiesta para otra ocasión.
"Calvin está obligado a descansar después de haber dejado el hospital en contra de las recomendaciones de los médicos", dijo un amigo de la pareja a Hollywood Life. "Taylor prefirió quedarse en casa cuidándolo, pues quiere que Calvin se tome de verdad el descanso que necesita para recuperarse del accidente, porque él siempre está corriendo a 100 kilómetros por hora y no sabe cuándo detenerse", añadió la fuente.
Varios medios aseguran que el DJ escocés llamó a su pareja minutos después del incidente - un descapotable conducido por una joven de 16 años invadió el carril contrario y chocó contra el Cadillac todoterreno de la estrella musical - y esta entró en pánico. "Taylor estaba muy asustada cuando recibió una llamada de Calvin diciendo que había sufrido un terrible accidente. Su primera reacción fue preguntarle si necesitaba que fuera a estar con él pero Calvin le dijo que todo estaba bien y que sólo había sido un pequeño susto", aseguró un informador cercano a la pareja. El modelo de Calvin Klein, que tiene heridas leves en su rostro, logró tranquilizarla antes de acudir a un hospital, que abandonó poco después al no poderle ingresar en una habitación privada.