Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telecinco estrena este domingo 'Fibrilando' y la tercera temporada de 'Sin tetas no hay paraíso'

Esta noche, Telecinco estrena dos de las nuevas apuestas de esta temporada: 'Fibrilando', a las 21.45 horas, con las nuevas aventuras de los personajes de 'Camera Café', y la tercera entrega de 'Sin tetas no hay paraíso', a las 22.30.
La noche empieza con fuerza. Tras el Informativo de Fin de Semana, presentado por Carme Chaparro, la clínica de 'Fibrilando' abre sus puertas. Se trata de una nueva sit-com que te podrá matar de risa.
Con el mismo e inigualable plantel de actores de 'Cámera Café', las tramas transcurrirán entre vísceras y bisturís, pero sobre todo entre desencuentros, malentendidos, enredos y carcajadas que pueden beneficiar seriamente la salud.
Todas las dolencias, enfermedades y malestar generalizado se curarán de forma milagrosa en esta singular clínica con un remedio ancestral: jarabe de palo a golpe de risas.
El equipo de 'Cámera Café' contará, además, con un invitado de excepción, el actor Carlos Areces, que al igual Joaquín Reyes también procede de la exitosa 'Muchachada Nui' y la serie de culto 'La Hora Chanante'. Areces interpretará al doctor Lacalle, un aspirante a investigador elitista de CSI en versión cañí y enchufado del dueño de la clínica.
Y a las 22.30, la esperada vuelta de 'Sin tetas no hay paraíso', con nuevas tramas de misterio, intriga y acción. Los más de cuatro millones de espectadores que despidieron la segunda temporada el pasado enero podrán descubrir ahora qué ha sido de Cata y el resto de personajes cuatro años después de la muerte de El Duque.
Catalina después de permanecer cuatro años en la cárcel acusada de asesinato, secuestro y obstrucción a la justicia, ha perdido toda esperanza. Tras su segundo intento de suicidio, la joven recibe la visita de un policía que le ofrece la libertad a cambio de un acuerdo de colaboración que la joven acepta rápidamente.
La nueva Cata, fría y calculadora, se irá a vivir con Jessi y trabajará para ella como camarera en el Ginger, el afamado local nocturno que regenta. Sin embargo, el negocio de prostitución y drogas oculto tras el glamour del club pondrán de nuevo a la joven en contacto con la oscura realidad que le llevó a truncar su futuro.