Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

The New Raemon: "Nuestra meta artística es que los discos perduren"

"Nuestra meta artística que es los discos perduren", ha manifestado Ramón Rodríguez, líder de la banda The New Raemon, que este jueves 3 de marzo interpretará en la sala Joy Eslava de Madrid un repertorio de más de 30 canciones, con las que repasarán toda su discografía. Al día siguiente actuará en la sala Wah Wah de Valencia y en mayo en el festival Territorios Sevilla.
Según ha explicado durante una entrevista concedida a Europa Press, la dinámica de los últimos años de la banda ha sido "sacar un disco y tocar", por lo que este concierto les da la oportunidad de "echar la vista atrás y recuperar" algunas canciones que en algunos casos nunca habían interpretado en directo.
A ellas se sumarán canciones clásicas, como la versión que el grupo hace de 'Te debo un baile', de Nueva Vulcano. "Si no lo hago me van a preguntar por qué no lo he hecho", ha admitido el músico, quien asegura que tocará "como si el mundo se fuera a terminar mañana". "Lo que me motiva del directo es acercarte todo lo posible a la perfección", agrega.
Ricardo Lezón, cantante de McEnroe, será uno de los invitados de esta velada. Precisamente, Rodríguez se meterá en el estudio con él el próximo mes de mayo para grabar un disco juntos, que editará el sello Subterfuge y que cree que será uno de sus mejores trabajos. "Cuanto más te mezcles con otra gente que se dedica a hacer lo mismo cada partícipe se llevará algo bueno o aprenderá algo del otro", ha resaltado.
En el caso concreto de Lezón, el líder de The New Raemon indica que ambos tienen una "sensibilidad parecida": "Todo cuaja más, la mezcla se expande, sintetizamos a McEnroe y The New Raemon, pero suena distinto", explica el músico, quien destaca asimismo que en este trabajo no tendrá la "presión de llevar el peso entero de la canción" y podrá ir a "sitios más interesantes".
A pesar de la gran actividad de Ramón Rodríguez, quien ha publicado varios "experimentos" con otros músicos, afirma que es "muy calmado, tranquilo y muy hogareño". "Mi trabajo es este y soy muy metódico, preparo las cosas con mucha antelación. Cuando una persona compra mi último disco igual hace un año que lo tengo grabado, me tomo mi tiempo para prepararlo todo bien", ha dicho.
Sin embargo, asume que "esto tiene sus sacrificios", sobre todo a "nivel comercial". "He hecho discos que no han gustado en su momento y que dos años después sí gustaban, por ser más complicados que los anteriores", opina.
PARÓN EN 2013
En cuanto al parón en su actividad que anunció en 2013, Ramón Rodríguez ha señalado que tuvo "un par de malas experiencias con el management" que escogió cuando decidió salir del selló en el que llevaba toda la vida, con la misma sensación de irse de casa de sus padres. Tal y como ha confesado, se planteó incluso dejar de tocar, pero volvió al sitio en el que estaba antes, porque lo otro era ir "contra natura".
No obstante, ha precisado que siempre ha tenido libertad creativa. "He tenido la oportunidad de firmar con sellos grandes pero al final siempre me ha dado coraje, sé que no estaría contento porque condicionaría mi música. Hago las cosas como quiero, mi música es libre", ha dicho.
Para finalizar la entrevista, y preguntado por la actualidad política, ha señalado que si tuviera que poner banda sonora al momento que se vive sonaría a la banda de death metal Cannibal Corpse, "por la convulsión que hay".