Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tokio exhibe el "Desfile de obsesiones" de Joan Miró

La exposición "Desfile de Obsesiones" fue inaugurada hoy en Tokio con cerca de 70 obras del artista catalán Joan Miró, entre ellas litografías, dibujos, óleos y esculturas de bronce de sus últimos años.
La muestra, que permanecerá en el museo Daimaru hasta el día 22, contiene frecuentes referencias a la mujer en las peculiares representaciones de Miró (1893-1983), a través de su conocido vocabulario plástico-poético.
Las aves, la noche o algunas situaciones escatológicas son otras constantes en las decenas de ilustraciones del pintor surrealista que desde hoy se pueden visitar en esta muestra, organizada por la Fundación Miró y patrocinada por la Embajada de España en Japón.
Entre ellas se incluyen obras como "Figuras y pájaros en un paisaje nocturno", "Mujer frente a la luna", "Testículos", "Figura haciendo pipí a la luz de las estrellas" o "Sexo femenino".
Se exponen también algunos trabajos de bronce en el Museo Daimaru de Tokio, ubicado en la décima planta de un lujoso centro comercial y al que durante toda la mañana fueron acudiendo numerosos visitantes japoneses interesados en la obra del artista español.
Miró, una de las figuras más destacadas de las vanguardias artísticas europeas del siglo XX y muy conocido en Japón, destacó en su larga carrera artística como pintor, ilustrador, escultor, grabador, ceramista y dibujante.
Según se recuerda en la muestra, "sabía captar la profundidad de la iconografía y de los símbolos" y trasladarlo a la gente a través de sus trabajos, en palabras de la directora de la Fundación Joan Miró, Rosa María Malet.