Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toño Sanchís y Lorena continúan con su vida al margen del revuelo mediático

Toño Sanchís y Lorena están pasando por su momento más complicado y es que el matrimonio ha preferido mantenerse -más o menos- en un segundo plano en su enfrentamiento con Belén Esteban. En esta ocasión la pareja llegó a casa tras una jornada laboral y lo hicieron manteniendo el silencio sobre toda la polémica que les rodea. A los problemas con la de San Blas se ha unido las críticas a su actuación en el programa Levántate All Stars.
TOÑO SANCHÍS Y LORENA SE MANTIENEN AL MARGEN DE LA POLÉMICA QUE LES RODEA
Toño se ha enfrentado a sus meses más duros y es que desde que saltó a la luz su supuesta estafa a Belén Esteban, el representante se ha quedado sin su mejor representada y una de sus mejores amigas. Pero Belén no ha sido la única pérdida de Toño, también el que fuera su mano derecha, Agustín Etienne (novio de Arantxa de Benito), decidió posicionarse del lado de Belén mostrándole todo su apoyo.
El representante ha decidido encerrarse en su familia y sobre todo en su trabajo, ya que es uno de los participantes en el nuevo programa de Telecinco Levántate All Stars, una participación que no les ha gustado a muchos de los colaboradores de Sálvame que están a muerte con su compañera Belén Esteban. La colaboradora de Telecinco está cada día más enfrentada con el que fuera su mano derecha y no ha dudado en llevar el tema a los juzgados para que sean los jueces los que tomen una decisión.
EL MATRIMONIO PREFIRIÓ GUARDAR SILENCIO TRAS EL ESTRENO DE 'LEVÁNTATE ALL STARS'
En esta ocasión la primera en entrar a la casa familiar fue Lorena que, como ha hecho en ocasiones anteriores, prefirió mantenerse en silencio respecto a este tema. La mujer del representante llegó acompañada de sus hijos con los que entró rápidamente en casa, evitando así más preguntas sobre Toño Sanchís.
Tras ellos entraba Toño hablando -o haciendo que hablaba- por teléfono para así evitar las preguntas de los periodistas que le esperaban en la puerta. Sanchís evitaba así hablar sobre cómo está llevando las críticas sobre su participación en el programa de Telecinco y sin hablar tampoco sobre si es verdad que tiene planes de irse a Miami.