Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trapiello cree que "ningún poeta español de su tiempo vio, trató, frecuentó y alentó" como Juan Ramón Jiménez

El Congreso Internacional denominado 'Presencia de Juan Ramón Jiménez en los poetas del 27', que se celebra desde este lunes en la sede de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en La Rábida en la provincia de Huelva, ha contado este martes con la presencia del poeta y Premio de la Crítica, Premio Nadal, Premio Fundación Juan Manuel Lara y el Premio de las Letras de la Comunidad de Madrid por el conjunto de sus obras, Andrés Trapiello, quien se ha mostrado convencido de que "ningún poeta español de su tiempo vio, trató, frecuentó, alentó, ayudó y se relacionó con tanta gente de toda clase" como Juan Ramón Jiménez.
Según ha informado la organización del evento en una nota, Trapiello ha asegurado que la poesía del premio Nobel moguereño es "inabarcable".
"Juan Ramón Jiménez es él solo el mayor poeta, literario y biográfico de la literatura española y en español de todo el siglo XX, acaso el único universo poético que, a semejanza del deducido por los físicos, está en permanente expansión. Enfermo de poesía, arrebatado de sensualidad y misticismo, solitario y, a la vez muy sociable, tan defendido del mundo como expuesto a él, tan inexpugnable como vulnerable y susceptible", ha añadido.
Ha insistido Andrés Trapiello en su retrato que "ningún poeta español de su tiempo vio, trató, frecuentó, alentó, ayudó y se relacionó con tanta gente de toda clase".
También el escritor y ensayista ha aprovechado su cita con Juan Ramón Jiménez para hablar de los contrastes entre la política poética del Nobel y las actividades diferentes de los poetas de su generación de cara a la Guerra Civil española.
Sobre esto, Andrés Trapiello, tiene claro que "entre 1933 y 1936 en España se vive una locura colectiva" e insiste en que en su opinión, "lo importante es ver cómo algunos republicanos, pese a los crímenes cometidos bajo la República, no dejan de ser republicanos, porque no se sienten obligados a renunciar a los ideales de la Ilustración".
En este sentido, ha asegurado que "la República defendió los ideales de la Ilustración, por lo mismo que los sublevados los combatieron con inquina, aunque no todos los republicanos fuesen ilustrados ni demócratas, por lo mismo que no todos los que apoyaron a los fascistas eran fascistas o dejaron por de ser ilustrados si lo eran antes. Eso es lo que hemos de saber. Y estar del lado de quienes defendieron la República no es ponerse del lado de las armas, sino del lado de Chaves, insisto, de Juan Ramón Jiménez o de Campoamor".
Trapiello ha realizado un pormenorizado repaso de lo que vivieron e hicieron los principales literatos de uno y otro bando, fundamentalmente durante los tres años de guerra abierta. El escritor leonés ha subrayado cómo "el enfrentamiento entre las dos Españas exigió posicionamientos, renuncias y cobardías". Es aquí, donde el escritor, asegura que "desfilan, unas veces desacreditados y otras no, poetas y escritores como Juan Ramón Jiménez, Lorca, Ortega, Marañón, Alberti, Baroja, Unamuno, Cernuda, Sánchez Mazas, Bergamín".