Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE lanza una consulta pública sobre los derechos de autor en edificios y monumentos públicos al hacer fotos

La Comisión Europea ha lanzado este miércoles una consulta pública para recabar, de aquí al 15 de junio, la opinión de las partes interesadas sobre los derechos de autor en edificios y monumentos públicos al tomar fotografías, lo que se conoce como libertad de panorama. Esta disposición de las leyes de propiedad intelectual permite hacer fotografías o crear imágenes de edificios y obras de arte en lugares públicos de forma permanente sin violar los derechos de autor de estas obras.
Esta consulta incluye también el papel de los editores en la cadena de valor del copyright, incluida la posibilidad de extender a éstos los derechos conexos y si la regulación debe ser diferente para la prensa de cara a actualizar las normas sobre copyright en la UE para adaptarlas a la era digital.
Según la normativa actual de 2001, los estados miembros pueden introducir excepciones y pueden autorizar la utilización de estas imágenes.
La Eurocámara rechazó en julio restringir la libertad de panorama y someter a la autorización de los titulares de derechos de autor el uso comercial de imágenes y fotografías en las que aparecen sus edificios públicos y obras de arte y apostó finalmente por mantener la situación actual, que deja en manos de los estados miembros incluir esta libertad en su legislación.
El Ejecutivo comunitario quiere escuchar la opinión sobre la libertad de panorama de los autores, investigadores, editores, proveedores de servicios online, lectores, usuarios de Internet y otros sectores de las industrias creativas y que aporten, en la medida de lo posible, datos sobre el impacto económico y para el mercado.
También quiere consultar a las partes interesadas la posibilidad de extender a los editores los derechos conexos, es decir, aquellos que tienen los artistas, intérpretes y productores sobre una obra musical protegida por derechos de autor, pero también los organismo de radiodifusión titulares del derecho exclusivo de realizar, autorizar o prohibir su retransmisión o reproducción.
En la actualidad los editores no se benefician de los derechos conexos, que son similares de hecho al copyright pero que no remunera la obra o creación original del autor sino o bien la actuación de un músico, cantante o actor o un esfuerzo financiero o de organización, en este caso de un productor, que también participa en el proceso creativo.
También consultará por ejemplo si hay necesidad o no de intervenir debe ser diferente en el sector de la prensa en comparación con otros sectores de la edición.
El Ejecutivo comunitario avanzó en diciembre que estudiaría "los efectos" que han tenido los modelos en España y Alemania para que los agregadores de noticias, como el de Google, paguen a los editores para difundir sus noticias, antes de tomar ninguna decisión sobre los mismos.
En España se promovió "una excepción con pago obligatorio" y "el resultado fue que Google News cerró", mientras que Alemania dio marcha atrás en la idea de cobrar y se decidió dar el derecho "gratuito" ante la amenaza de Google de dejar de hacer hipervínculos a contenidos si se exigía un pago. Bruselas estudiará los efectos de los modelos español y alemán para decidir sobre los agregadores de noticias.
La Comisión Europea ha prometido un enfoque "proporcional" y ha garantizado que no se exigirá que los usuarios paguen por compartir un hipervínculo a contenido protegido por copyright, es decir, que no habrá impuestos a los hipervínculo.