Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La canción política que se ha ganado a los fans de Eurovisión

De nuevo Eurovisión es el centro de la polémica. Y en esta ocasión no por el grado de rareza de los concursante, o los controvertidos votos, sino por la naturaleza de la canción ganadora. Ucrania se hacía con el micrófono de cristal gracias a una canción política, que incumpliría la normativa del festival. 

Jamala, la representante ucraniana, se presentó al festival europeo con ‘1944’ una canción en la que habla sobre la deportación de los tártaros a Crimea, un tema que aún tiene heridas abiertas. Estos sucesos se produjeron durante la Segunda Guerra Mundial por orden del mismísimo Stalin.
La cantante  nunca ha ocultado el trasfondo político y personal de la letra, escrita en tártaro. Jamala confesó a la ‘BBC’ que este es un tema que le tocaba muy de cerca, ya que su familia forma parte de los 230.000 tártaros desplazados. Esto no gusta demasiado a Rusia, país que ha llegado a denunciar que es un ataque por haberse anexionado la península de Crimea, un conflicto aún muy vivo.
Contra todo pronóstico, Jama consiguió que los organizadores de Eurovisión apoyaran su canción. Es la primera vez que en el Festival se cuelan tensiones política, algo que incumple la propia normativa del festival. No se permite que los representantes de distintos países lleven temas que hablen sobre política. De este modo se sirve un año más la polémica sobre el ganador del concurso.