Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vargas Llosa se emociona al volver a Piura, escenario de varias de sus obras

El escritor peruano Mario Vargas Llosa se emocionó al volver a la ciudad norteña de Piura, donde vivió parte de su vida y se desarrollan varios de sus libros más reconocidos, como "Los jefes" y "La casa verde".
Según reseñó hoy la agencia oficial Andina, el célebre escritor llegó a Piura, ubicada a 1.050 kilómetros al norte de Lima, la noche del pasado jueves para participar en la clausura de una exposición conmemorativa sobre su vida y obra.
Aunque el autor de "La ciudad y los perros" estuvo solo unas horas en la ciudad, manifestó su gratitud y emoción por haber vuelto al lugar en que vivió durante dos años.
"No necesito decir lo emocionado que estoy", señaló el escritor al iniciar el discurso con que clausuró la exposición, a la que llegó acompañado del director de teatro Edgar Saba, director del Centro Cultural de la Universidad Católica del Perú.
Vargas Llosa rememoró los años de su vida en la ciudad norteña, cuando su abuelo materno se trasladó hasta ella para desempeñar un cargo público.
"Piura ha sido una experiencia central de mi vida. Una fuente riquísima de materiales de trabajo para mis novelas, cuentos, obras de teatro e incluso mis ensayos", aseguró.
El autor también se mostró emocionado al encontrarse con las hijas de dos personas que, según dijo, lo ayudaron a despertar su vocación literaria: el recitador Martín Ramos y el profesor José Estrada Morales, del colegio San Miguel.
Agradeció, además, la creación de un instituto que lleva su nombre y que fomenta la lectura en esa región, y reafirmó que este hábito no debe desaparecer ni ser sustituido por otras formas de comunicación.
"Si así ocurriera, se produciría un gran empobrecimiento de la cultura. Pero para que la lectura se mantenga viva, son generosas las iniciativas de estos profesores", concluyó.
Durante la ceremonia recibió la medalla de oro de la ciudad, entregada por la alcaldesa piurana, Mónica Zapata, quien también lo declaró Huésped Ilustre.
"Ha llenado de orgullo al Perú con su producción literaria", le dijo la alcaldesa.