Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Vivid Festival" se inaugura con la penúltima tentación de Brian Eno

El "Vivid Festival" de Sídney fue inaugurado hoy con la obra del artista británico Brian Eno "77 millions of paintings", que ha convertido las velas de la Casa de la Ópera en una gigantesca tela pictórica.
El trabajo está compuesto por unas 300 imágenes y un software especial que las combina y mezcla para crear un arte regenerativo, una pintura en constante estado de evolución.
"Creo que lo que más me interesa con ese trabajo es crear una situación en la que uno experimenta algún tipo de rendición", dijo Eno a la prensa al presentar en Sídney su espectáculo, que ha pasado por Zaragoza, Venecia, Milán, Tokio, Londres y San Francisco.
"Cuando dejas de ser tú mismo, dejas de pensar en ti mismo y en tu vida particular, y tu existencia; que no fuiste a recoger la ropa a la lavandería, el café que querías beber y, por un momento, te entregas a algo", señaló el compositor que empezó en la música con la banda Roxy Music, en la década de 1970.
"77 millions of paintings" participa dentro de la sección "Luminous", que incorporará obras de otros artistas internacionales y australianos, creadores reconocidos y emergentes, con el propósito de unirles para "explorar la música, la luz y las ideas".
Por ello, incluye varios eventos, desde actuaciones musicales de grupos como los estadounidenses Battles, los británicos Ladytron, el trompetista Jon Hassell o el cantante de Underworld Karl Hyde, hasta debates sobre medio ambiente y cambio social con los abogados de la organización "Client Earth".
"Luminous", junto a "Smart Light Sydney", "Creative Sydney" y "Fire Water" integran "Vivid Festival", y todos ellos abrieron sus puertas al público esta noche y hasta el 14 de junio.
Los organizadores han escogido como escenarios sitios emblemáticos de Sídney, como el centro, el barrio de The Rocks, el embarcadero de transbordadores Circular Quay, el Museo de Arte Contemporáneo, el puerto deportivo Darling Harbour y la Casa de la Ópera.
"Smart Light Sydney", dirigido por la australiana Mary-Anne Kyriakou, estrena el "Paseo de la Luz", un camino flanqueado por más de un centenar de esculturas e instalaciones de iluminación que utilizan tecnología "smart" (inteligente) de bajo consumo.
Este apartado incluye también una exposición de Iluminación Arte, un simposio sobre la tecnología "smart" y una interpretación orquestal, e iluminada, del trabajo del compositor alemán Karlheinz Stockhausen (1928-2007).
Al mismo tiempo, un centenar de personas consideradas catalizadores de la diversidad creativa de la ciudad australiana hablarán de los procesos de creación, en el marco del apartado "Creative Sydney".
El grupo de expertos se reunirá en el Museo de Arte Contemporáneo para hablar de música, diseño, arquitectura, fotografía, teatro y escenografía, literatura, medios de comunicación, publicidad o artes visuales.
En las últimas cuatro noches de "Vivid Festival" mandarán el Fuego y el Agua, a través de un espectáculo que recrea el trágico arribo de la nao "Three Bees" al puerto de Sídney en 1814 con convictos.
La nave se hundió en Sydney Cove después de incendiarse y de que los 30 barriles de pólvora que transportaba hicieran explosión.
El gobierno del estado de Nueva Gales del Sur ha invertido siete millones de dólares australianos (3,9 millones de euros o 5,5 millones de dólares) en el evento, que prevé genere un retorno de 10 millones dólares australianos.
Mónica Garriga