Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los guerreros de Xi'an regresan a Barcelona en una exposición en el Teatre Coliseum

El recorrido viaja por uno de los hallazgos arqueológicos "más enigmáticos" de la historia
Los guerreros de Xi'an, que se pudieron ver con 10 piezas originales en el Fòrum de les Cultures en 2004, han regresado a Barcelona en la exposición internacional 'Terracotta Army' que reúne 150 réplicas en el Teatre Coliseum en un viaje a "uno de los hallazgos arqueológicos más enigmáticos de la historia".
Lo ha explicado el comisario de la exposición, el investigador y escritor Javier Sierra, durante la presentación y visita del recorrido, que se podrá ver hasta el 2 de junio en la capital catalana, después de recibir 400.000 visitantes tras su paso por Madrid, Bilbao y Sevilla.
"Invitamos a que el visitante abandone las luces del sigo XXI y se adentre en las sombras del siglo III a.C., y entre en un lugar que imita la trascendencia", ha afirmado el comisario, que ha explicado que el recorrido de la exposición se hace a media luz para emular precisamente el ambiente de mausoleo para el que fueron creados el ejército de 8.000 guerreros.
Ha relatado como hace 42 años el ejército de guerreros fue descubierto en la zona noroccidental de China por parte de dos campesinos que buscaban un pozo de agua y, tras hallar una cabeza bajo el suelo, descubrieron una galería subterránea donde había cientos de figuras derruidas en entre 60 y 200 piezas cada una.
"Solo un chino podía reconstruir todas esas piezas gracias a la fuerza de voluntad" característica de esta cultura, ha observado el comisario, que ha explicado cómo estos guerreros formaban parte de la obsesión por la vida eterna del emperador Qin Shi Huang, considerado el primer emperador de la Gran China.
El emperador no gozaba de buena reputación por la opresión a la que sometió a su pueblo, lo que a su muerte provocó una revuelta y posterior destrucción de los guerreros del mausoleo --que no eran piezas en serie, sino un retrato de personas reales-- y ello dio a luz al "mayor puzzle de la historia de la arqueología".
"Es como si los 8.000 guerreros fueran a proteger el viaje del emperador", ha sostenido el comisario, que ha explicado que más de 700.000 personas participaron en la construcción del mausoleo.
RECREACIÓN DEL FOSO ORIGINAL
La exposición cuenta con elementos interactivos y, a través de un diorama, recrea el foso original en el que fueron hallados los primeros 4.000 guerreros, lo que se ha convertido en la "joya de la corona" del recorrido, en palabras de Sierra.
Gobernadores, oficiales y guerreros de la época se entremezclan en la exposición junto a caballos, armas, joyas y herramientas de uso cotidiano de la época, que es introducida a través de un documental de 35 minutos al inicio de la visita para situar al espectador.
La exposición de los guerreros de Xi'an, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, cuenta con la colaboración de Casa Asia y prevé un conjunto de actividades educativas para el público infantil.