Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo libro aborda de modo científico la etapa italiana de Goya

El libro "Goya en Italia", escrito por Paolo Erasmo Mangiante y publicado por la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), recorre desde un punto de vista científico la etapa que el pintor aragonés pasó en Roma estudiando el arte italiano y europeo.
Así lo ha explicado durante la presentación su autor, quien ha aclarado que la aplicación del método científico a la crítica de arte tiene el inconveniente de que ambos campos utilizan métodos diferentes, por lo que "el juicio final siempre lo tendrán los teóricos".
Mangiante asegura haber "sufrido" para encontrar un itinerario artístico de Goya en la "compleja realidad artística" de la Roma de la época, donde corrientes antiguas, como el último rococó, el comienzo del clasicismo francés y nuevos movimientos de tipo romántico, coincidían con el arte más contemporáneo, como el manierismo o el Barroco, "al que Goya le dio mucha importancia".
En su opinión, todas esas influencias y la atmósfera creativa de la ciudad "se filtran a través del pintor y calan en él" para estimular su progresión y convertir a la estancia de Goya en Italia en un periodo "determinante" para que conozca el arte europeo como paso previo para que su obra "no tenga fronteras y pertenezca a toda la humanidad".
Mangiante se ha mostrado convencido de que todavía faltan muchas obras de esta etapa por descubrir, posiblemente vendidas a turistas que visitaban Roma, porque en los dos años que se calcula que el autor pasó en Italia "no tenía mucho dinero y no podía perder el tiempo".
El director de exposiciones del Palacio de Sástago, Ricardo Centellas, ha definido al autor de "Goya en Italia" como "un médico humanista que estudia las pinturas desde las ciencias médicas y aporta una visión particular y especial, muy diferente a la de los historiadores de arte".
Su libro está llamado a convertirse en "una obra fundamental y un clásico de los estudios sobre Goya" porque aporta nueva luz y sugerencias para avanzar en el estudio del pintor, ha añadido.