Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alfombra roja de Cannes... ¡A la moda!

Elsa Pataky anunció que encarnará a la exhuberante novia del Capitán Trueno; con esa excusa, se dio un "bañito" de flashes. Lució espléndida, con el pelo más rojizo y flequillo, con joyas de Montblanc, embutida en un Elie Saab negro de alta costura... ¡Una auténtica princesita!.
De los tres modelitos que trajo en la maleta, Pe optó por uno de Marchesa de color lila, de inspiración griega y drapeado. ¡Peeeeedrooooo! ( que ha vuelto a dejar de teñirse su inconfundible "cabellera") quiso "estar a tono" con su musa y se paseó con una pajarita morada. El manchego, esmoquin y camisa negros, no se separó de las gafas de sol ( desde hace unos años sufre una incipente fotofobia).
También vimos a Alejandro Amenábar, cargado de talento y hecho todo un pincel. La protagonista de 'Ágora', su película, se ganó la Palma de oro de la elegancia. Rachel Weisz brilló con un Valentino ajustado, de gasa y del verde de sus ojos. La inglesa optó por una melena a lo "Gilda".
De rojo, enjoyadísimas y espectaculares, Sophie Marceu y Monica Belluci... Con una reluciente diadema se plantó en la fiesta Paris Hilton. A nuestra ministra de cultura le faltó entonar eso de "Mami cómprame unas botas..." se atrevió con el look charlestón: collar largo de perlas y flecos...
Parece que se imponen los vestidos que arrastran, con los hombros al descubierto y una abertura sexy a un lado. El negro riguroso nunca falla pero lo "in" son los colores pálidos, las telas ligeras y vaporosas, casi trasparente... El maquillaje se lleva, pero discreto (vamos, que no se note - los rayos UVA completamente descartados) con una única licencia: los labios rojo pasión. Los tacones infinitos y finísimos... La melena al viento y el flequillo recto y liso... ¡Tomen nota!
A pesar de la gripe, Penélope aguantó el tipo. El día de la presentación de "Los abrazos rotos" lo empezó muy temprano, vestida de blanco roto, camuflada detrás de unas wayfarer y subida a unos infinitos tacones de Christian Louboutin. La fiebre le impidió asistir a la cita con los medios españoles; la actriz, como cualquier mortal, se pasó toda la tarde metida en la cama de su lujosa suite para no faltar a la alfombra roja.
Brad y Angelina sobre la alfombra
Y para estrellas... Los únicos, los irrepetibles, los pluscuamperfectos Brangelinos. Ella, arrasó a lo vampiresa: labios carnosos rojo sangre, tez pálida, piel gélida, ojos perfilados y dientes blanco nuclear. Para sus millones de fans, verla con su sugerente Versace de gasa en tono nude fue como si les clavase una estaca en el corazón. Muchos también pagarían por ser víctima de los cotizados colmillos de Pitt. Brad deslumbró con el traje de Tom Ford rosa palo que eligió para presentar "Malditos bastardos". Tan repeinado, con sus zapatos de punta y su foulard gris al cuello, parecía un dandy a lo "El Gran Gatsby".