Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La modelo blanca pintada de negro levanta la polémica sobre el racismo

Las provocaciones del mundo de la moda. La revista Vogue en su edición francesa ha sido acusada de racismo por usar fotografías de una modelo blanca pintadas de negro. La polémica sobre las imágenes es tema de numerosos periódicos europeos, pero  también la blogosfera estadounidense ha criticado la blanca piel de Lara Stone teñida a juego con las oscuras ropas que lleva.
En el centro de la tormenta la composición que hace la considerada biblia de la moda, con las imágenes. De una parte, la topmodel holandesa con su color natural, en la página siguiente, teñida de negro.
 La controversia que ha generado la idea de la publicación pocos días después de que un famoso programa de TV australiano tuviera que pedir disculpas por un espectáculo en el que actores pintados de negro, con pelucas, imitaron a los Jackson Five.
En la blogosfera, en las Webs de modas también se han desatado las críticas por la decisión del editor y el fotógrafo de cambiar el color de la modelo, calificando el asunto como "una falta de sensibilidad cultural". "Que Klein y Roitfeld pinten a blancos de negro para entretener a otras personas blancas es ofensivo", ha criticado el conocido 'site' Jezebel de EEUU.
Dominique Sopo, presidente de la organización francesa 'S.O.S racismo', afirmó que si las fotos no tienen una intención racista, son faltas de tacto".
La revista Vogue y el escándalo están muy unidos.
En EEUU, una de sus portadas en la que aparecían el jugador de baloncesto LeBron James y a la modelo Gisele Bundchen levantó una ola de críticas al considerar que el hombre era tratado como un simio, en una imagen que recordaba la mítica película 'King Kong'.
Ese escándalo, ocurrido el pasado mes de marzo, fue analizado por Samir Husni, un experto de imagen e información, y confirmó que la imagen era provocativa a propósito, porque era evidente que traía a la mente al mono con la mujer rubia.