Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buscan a la pareja que protagonizó este beso robado en Londres

Artistas valencianos han unido sus fuerzas en forma de fotografía, grafiti y pintura para convertir una vía degradada del barrio del Carmen de la ciudad de Valencia en "la calle de los colores". De esta forma, los muros de la calle Moret de la capital se han transformado con grandes murales que reinterpretan las instantáneas de Alfonso Calza, impulsor de la iniciativa. Uno de ellos, que recrea la imagen de una pareja besándose, pretende además convertirse en un lugar de encuentro para mostrar los afectos mediante la campaña #kissmevlc.

Alfonso Calza, el ideador de esta galería al aire libre, quiere encontrar a la pareja que ha inspirado uno de los murales de esta calle, en las que se les ve besándose. La pintura está inspirada en una fotografía tomada en el año 2012 en Londres y Calza quiere dar con ellos porque ni si quiera saben que esa imagen existe. 
Además, se va a poner en marcha una campaña en redes sociales con los hashtags #lacalledecolores y #kissmevlc. Y es que, los impulsores de la idea quieren convertir el mural que retrata el beso de una pareja en un lugar que atraiga a otros enamorados. Con este fin, se ha plasmado, recreando la tipografía de la típica advertencia 'Prohibido fijar carteles', el mensaje 'Prohibido no besarse', que invita a que la gente se haga fotografías besándose frente al mural.
DE CALLE DEGRADADA A OBRA DE ARTE
La idea surgió cuando al fotógrafo Alfonso Calza, harto de ver el estado en el que se encontraba la vía en la que tiene su estudio en Valencia, plagada de basura y orines, se le ocurrió utilizar el arte para cambiar la cara de este rincón de la ciudad.
Con ese objetivo, pensó que el mejor lenguaje sería el arte urbano, por lo que decidió invitar a un autor de este género a realizar una intervención sobre una de las paredes, ha explicado a Europa Press el propio Calza.
Poco a poco, el proyecto 'La calle de colores', sufragado el fotógrafo y que cuenta con el acuerdo de los vecinos, fue creciendo en involucrando a más artistas. Así, han intervenido en los muros e, incluso, en la persiana de un 'after', los artistas urbanos Zíngaro, Deih y Capiflex y el pintor Luis Lonjedo. El resultado, más de 60 metros lineales de creación que concluyen este miércoles, cuando una experta en caligrafía plasmará sobre las pinturas la frase "Hay calles de paso y una calle donde todo pasa".