Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio cartográfico muestra los orígenes romanos del ordenamiento viario de la Comunidad de Madrid

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) presentará este martes el estudio 'El Itinerario de Antonio decodificado' que muestra y explica los orígenes romanos del ordenamiento viario de la Comunidad de Madrid, según ha informado la 'Revista Internacional Mapping' en un comunicado.
Según el autor, el ingeniero técnico forestal José Luis Vicente González, la ordenación del territorio de la actual Comunidad de Madrid y, por extensión, de toda la península Ibérica, data de la época romana. La red de caminos establecida por los romanos pervivió sobre el terreno sin cambios significativos hasta principios del siglo XX.
En el curso de dicha investigación, el autor decodificó, con ayuda de un sistema de información geográfica elaborado al efecto, la información contenida en el llamado 'Itinerario de Antonino', documento romano confeccionado hace diecisiete siglos y cuyo contenido ha llegado a la actualidad a través de una veintena de manuscritos medievales copiados entre los siglos VII y XV en varios monasterios del occidente europeo.
En su investigación, José Luis Vicente ha constatado que el Puente de Segovia, la calle Mayor y su continuación, una vez pasada la Puerta del Sol, a través de la calle de Alcalá, forman parte del trayecto de la vía romana descrita en los recorridos número 24 y 26 del 'Itinerario de Antonino'.
Ambos itinerarios comparten un tramo comprendido entre Villalazán, Zamora y Zaragoza, aunque el primero parte de Mérida, Badajoz y el segundo lo hace desde la ciudad de Astorga, León.
Vicente González cree que la información recogida en el Itinerario de Antonino no ha sido satisfactoriamente interpretada. Además, su estudio arroja otras conclusiones inéditas.
Su estudio ha tenido como fuente la cartografía elaborada por los topógrafos y geógrafos del IGN para confeccionar la primera edición del Mapa Topográfico Nacional a escala 1/50.000 que le ha permitido recrear la red viaria romana con precisión.