Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'crimen de la catana' supuso un cambio en la crónica negra de la prensa regional murciana, según una tesis doctoral

El 'crimen de la catana', cometido en el año 2000 por un menor que acabó con la vida de sus padres y de su hermana, constituyó un punto de inflexión en el tratamiento de los crímenes en la prensa regional, según se recoge en una tesis doctoral realizada en la Universidad de Murcia (UMU) por María Demelza Molina Vicente, periodista de la agencia de noticias Europa Press de Murcia.
Las conclusiones de este trabajo de investigación señalan que a partir de ese momento se creó un nuevo enfoque de la información de asesinatos "y supuso el nacimiento de un paradigma informativo".
Al igual que en el panorama nacional ese punto de inflexión en la crónica negra lo constituye el triple crimen de Alcàsser (Valencia), en la Región de Murcia este trabajo concluye que es el triple crimen de la catana el que configura ese giro en el tratamiento periodístico que se hace de las informaciones sobre crímenes violentos y de carácter mortal.
Para la realización de esta tesis doctoral, titulado 'El tratamiento de los crímenes en la prensa de Murcia. Análisis de evolución y estudio de los asesinatos en 'La Verdad' y 'La Opinión' (1990-2015)', su autora analizó las informaciones sobre crímenes publicadas por estos dos periódicos entre los años 1990 y 2014, periodo en el que se registraron un total de 364 asesinatos y 384 víctimas.
Por otro lado, para poder trazar esa comparativa entre lo que refleja la prensa y lo que sucede en realidad, para lo que se tuvo acceso a unos datos que no eran públicos, la investigadora recoge en este trabajo una base datos, pionera a nivel regional, por cuanto aglutina toda la serie histórica de homicidios dolosos de etiología criminal en un único trabajo, con una descripción del hecho, su reflejo en ambos diarios y las fechas de publicación, constituyendo un diccionario de los crímenes mortales cometidos en comunidad murciana a lo largo de un cuarto de siglo.
Las conclusiones del estudio afirman que "en Murcia, la crónica negra ha ido creciendo y ganando importancia, crecimiento que no se ha correspondido con los aumentos y descensos de la criminalidad durante 25 años", como se refleja a partir de la obtención de los datos oficiales.
Según la autora de este trabajo de investigación, "la imagen que la prensa ha difundido de la radiografía que ha hecho el Ministerio del Interior sobre la criminalidad en Murcia difiere en el sentido de que no hay una relación causa-efecto entre los aumentos y descensos de los asesinatos y el número de piezas difundidas al respecto".
La tesis doctoral, defendida el pasado lunes en la institución docente, ha sido dirigida por las doctoras María Corominas Piulats, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona; y Marta Roel Vecino, profesora de la Universidad de Murcia.