Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El robo de cuadros en París, al más puro estilo de Hollywood

El alcalde de París, Bertrand Delanoe, ha anunciado la apertura de una investigación al margen de la judicial para determinar las "carencias técnicas o humanas" que permitieron el robo de cinco cuadros de Pablo Picasso, Fernand Léger, Henri Matisse, Georges Braque y Amedeo Modigliani del Museo de Arte Moderno de la capital francesa, cuyos gestores valoran entre 100 y 300 millones de euros, y no 500 millones como se dijo en un principio.
"Como complemento a la investigación judicial que permitirá localizar a los autores de este robo y establecer las circunstancias precisas, pido que se inicie sin demora un análisis administrativo", ha explicado el edil en un comunicado, en el que se ha mostrado "entristecido y conmocionado por este robo que es una afrenta intolerable a la herencia cultural universal de París".
Una persona entra por una ventana
La Policía ya ha abierto una investigación del robo y ha difundido inmediatamente la foto de los cuadros sustraídos, como exigen los procedimientos en la materia, a todas las bases de datos policiales en el mundo, a través de Interpol. En las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del museo, se puede ver a una persona que se introduce por una ventana.
Los funcionarios del museo se percataron alrededor de las 7:00 horas de que una de las ventanas del museo estaba rota y encontraron un candado reventado. Posteriormente descubrieron los marcos vacíos de los cuadros, lo que hace pensar, según informa el diario 'Liberation' que los lienzos fueron cortados.
Fallo en una alarma
Las autoridades han detectado un fallo en una alarma volumétrica de una de las salas del museo, algo que ya se había notificado el pasado 30 de marzo Las obras de remodelación en el museo que contemplaron también la revisión de los sistemas de seguridad mantuvieron la pinacoteca cerrada entre 2004 y 2006 y costaron 15 millones de euros.
Los expertos advierten de que intentar vender estos cuadros es muy arriesgado y, según pública el diario 'Le Parisien', en el mercado del arte no tienen ningún valor pero que en el mercado negro podría multiplicar su precio por veinte.
El museo se mantiene cerrado al público "por razones técnicas". BQM