Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El día que la música murió

Buddy Holly fue pionero del rock and roll e influencia de músicos contemporáneos.telecinco.es
Pasada la una de la madrugada, la avioneta en la que viajaban los tres músicos despegó del aeródromo de Mason City en Iowa (EEUU). Los jóvenes artistas formaban parte de la gira Winter Dance Party, y hartos de viajar en una gélido autobús decidieron hacer su siguiente traslado en avioneta. Contrataron a un joven piloto de 21 años para que les llevara a Moorhead, Minnesota. El vuelo duró sólo cinco minutos. El avión se estrelló en un campo de trigo cercano.
Esa noche murieron tres estrellas del incipiente rock and roll y nació un mito de la música. Mucho tiempo después, en 1972, el cantautor Don Malean bautizó aquella madrugada como, "la noche en que murió la música". Un año después Francis Ford Copilla y George Lucas rendían su particular homenaje y le hacían decir a uno de sus personajes en 'American Graffiti': "El rock and roll murió con Buddy Holly".
Holly tuvo una gran influencia en la música moderna con éxitos como 'Not fade away', 'Peggy Sue', 'That'll be the day' y 'Rave on'. Según Paul McCartney, fan de Buddy y dueño de los derechos de sus canciones, su impacto no se limitó a abrir el camino a cierta sofisticación del rock and roll, "con Elvis era: 'Dios, qué atractivo es'. Con Buddy era: 'Dios, parece el vecino de al lado'. Su imagen fue muy importante para John Lennon, que llevaba gafas de pasta pero se las sacaba cuando había chicas cerca. A partir de Buddy, las llevaba orgulloso".
La música de Buddy Holly inspiró a Bob Dylan, los Beatles y muchos otros contemporáneos. Los Hollies confesaron abiertamente su admiración por Holly e inspiraron su nombre en el suyo. Los Rolling Stones lograron con la canción de Holly 'Not Fade Away'el primer gran éxito en su propio país.
Para celebrar el 50 aniversario de la muerte de Holly, se pone a la venta un nuevo álbum recopilatorio. 'The Very Best of Buddy Holly and The Crickets' está acompañado del DVD 'The Music Of Buddy Holly And The Crickets, The Definitive Story', en el que se incluyen actuaciones en directo en el programa de Ed Sullivan, así como imágenes inéditas y entrevistas con personas cercanas a Holly.
Con Holly viajaban en la avioneta Ritchie Valens y Big Booper. Valens era, con sólo 17 años, la primera estrella hispana del rock. A pesar de que su carrera sólo duró 8 meses, se anotó varios éxitos, como La Bamba, que le convirtió en un pionero de la música rock en Español.
Booper era un DJ de la radio local KTRM que consiguió hacerse un hueco en los comienzos del rock con su éxito  Chantilly Lace. Cuando murió tenía 28 años, dejó atrás a su esposa embarazada de su segundo hijo, Jay, y un legado que nunca termina. Jay nació 84 días después de la muerte de su padre. BQM