Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector editorial volvió a crecer en España en 2016 y facturó 2.317 millones de euros, un 2,7% más que el año anterior

Librerías y cadenas de librerías, principales canales de ventas, y la facturación del libro digital sube un 1,5%
El sector editorial español ha continuado en la línea de crecimiento del año 2015 y la leve recuperación del 2014. Según el Análisis de Mercado Editorial en España en 2016, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España, la facturación de las editoriales españolas se ha incrementado en un 2,7% en el último año y ha alcanzado los 2.317 millones de euros.
"Aunque este crecimiento ya es tendencia, aún queda un trecho para alcanzar las cifras que se obtuvieron en los años anteriores a la crisis", ha declarado el presidente de la Federación y de la Asociación de Cámaras del Libro de España, Daniel Fernández, en la presentación del estudio.
Según ha explicado, este crecimiento se ha producido de una manera más equilibrada al aumentar las ventas de todos los géneros, especialmente de los literarios, tanto de adultos como infantil (1,4% y 7,1% respectivamente). Asimismo ha señalado que el incremento de ventas de los libros de texto ha sido inferior al registrado en años anteriores (3,4%). "Tenemos la sensación de que la lectura ha recuperado terreno entre los lectores habituales", ha apuntado.
Así, en el subgénero de literatura, todos los géneros de novela suben, excepto la novela erótica y la policíaca, siendo la contemporánea, con un incremento del 5% con respecto a 2015, la que más facturación registra. "Esto es síntoma de que la lectura vuelve a ponerse de moda como una actividad de ocio, no sólo como una actividad lucrativa", ha añadido.
"Podemos decir que el sector mantiene una línea de crecimiento que nos permite tener un optimismo moderado. Nos gustaría que el compromiso del ministerio de poner en marcha el Plan de Fomento del Libro y de la Lectura se materializase y se convirtiera en hechos reales. Reconocemos cierto avance, pero sin dejar de estar reivindicativos. La lucha contra la piratería debe ser una realidad", ha expresado.
TIRADAS MÁS GRANDES GRACIAS AL AVANCE TECNOLÓGICO
Asimismo, en el año 2016 se editaron 81.496 títulos, con una tirada media de 2.749 ejemplares por cada uno, y ya hay 620.000 títulos en venta con un precio medio de 14,74 euros, según los datos del informe. A su juicio, esto se debe en gran medida a que el avance tecnológico favorece que se puedan imprimir libros a costes razonables y así producir tiradas más grandes. Además, ha precisado que los libros de texto varían según las comunidades autónomas, algo que contribuye también al incremento de títulos.
En cuanto a las exportaciones del sector del libro español, han continuado creciendo en 2016 hasta alcanzar los 571,77 millones de euros, 3,5% más que en el ejercicio 2015, siendo Europa y América los principales destinatarios. La balanza comercial del sector refleja así un saldo positivo de 370, 45 millones de euros, un 14,2% más que en 2015.
Según ha señalado, las librerías y cadenas de librerías se mantienen como principales canales de ventas de libros. Ambas suman 1.221,61 millones de euros, siendo el 52,7% de la facturación. Así, la venta de libros se han incrementado en 2016 en un 2,9% y las cadenas de librerías han mejorado en un 3%.
La facturación del libro digital en España se ha incrementado en un 1,5%, situándose en 11,19 millones de euros. Esta cifra representa el 5% de la facturación total del sector. El número de títulos editados en este formato aumentó un 3,3% hasta los 45.685 títulos. Aun así han destacado que se está produciendo una "ralentización" en las ventas de este formato.
Por último, Fernández ha aseverado que en caso de que el IVA baje, también se produciría una bajada en el precio de los libros. "Hay otras industrias donde no bajaron los precios. Pero en este sector habría una bajada del precio radical casi seguro", ha concluido.