Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las series online y emisiones en streaming ya tienen casi tantos espectadores como la televisión convencional

Las series online y las emisiones en streaming ya tienen casi tantos espectadores como la televisión convencional en España, un 80% frente al 85%, según revela el informe anual Ericsson ConsumerLab TV & Media.
El estudio también pone de manifiesto que el número de usuarios de dispositivos móviles que ha aumentado su tiempo de visionado de vídeos se ha incrementado en un 79% desde 2012. Los entrevistados afirman consumir hasta seis horas de vídeo a la semana en sus smartphones.
En este sentido, el informe muestra que el 24% de los encuestados españoles empiezan a ver un programa de TV específico, espectáculo o película en un dispositivo, luego lo interrumpe y después lo sigue viendo en otro dispositivo. Además, señala que el 52% de los españoles prefiere ver varios episodios de una de sus teleseries favoritas de una sola vez.
Además, de los datos se desprende que los consumidores analizan cada vez más los paquetes de servicios de TV para ajustarlos a sus necesidades, una tendencia que se está generalizando con los servicios OTT (Over The Top), que se transmiten a través de infraestructuras de banda ancha sin que las operadoras y sus redes puedan controlar su distribución. Precisamente, se observa que España es de los pocos países donde aumenta el consumo de TV convencional.
Por otro lado, el informe indica que el 37% de los encuestados se muestra interesado en contratar un único servicio para buscar, acceder y pagar por contenidos con todos los servicios. También desvela que casi uno de cada cinco espectadores (19%) aceptaría pagar por acceder a sus contenidos favoritos desde cualquier dispositivo, un 25% más que hace dos años.
En cualquier caso, a pesar de que el 41% de los consumidores manifiesta su deseo de poder ver sus programas favoritos en cualquier lugar, existen dos grandes barreras: el coste del tráfico de datos y el coste del propio contenido. En este sentido, la encuesta muestra que muchas personas no están dispuestas a renunciar a la calidad, mientras que un 43% concede importancia a la Ultra Alta Definición.