Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una expedición vasco-saharaui estudiará los bienes arqueológicos del Tiris

Una expedición científica vasco-saharaui estudiará durante este mes de febrero los bienes arqueológicos y recursos medioambientales de la región del Tiris, en el Sáhara Occidental.
Esta nueva campaña de investigaciones, promovida por el Gobierno vasco, se inició en enero, y está dirigida por el profesor de Prehistoria de la UPV/EHU Andoni Sáenz de Buruaga, según ha informado el Departamento vasco de Educación.
A través de esta iniciativa, se pretende contribuir a la salvaguarda del Patrimonio Cultural de la Humanidad en una zona desfavorecida, como los territorios del Tiris gestionados por la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).
El equipo de investigadores vasco-saharahui recorrerá las tierras del Tiris, a unos 1.000 kilómetros de los campamentos de refugiados de Tindouf (Argelia). El objetivo es reconocer áreas geográficas precisas en las tres regiones administrativas de la zona, y continuar con la labor de inspección del campo de dunas del Azefal, en el extremo sur oriental del Sáhara Occidental.
EQUIPO
En ambos casos, se trata de continuar con la labor de control y registro de los bienes arqueológicos y medioambientales del pasado, existentes en esta región del Occidente del Sáhara.
El equipo de investigación está integrado por un grupo de expertos, que contará con la protección de un grupo de escoltas. La campana se inscribe en el marco de un proyecto de investigación y cooperación del Departamento de Cultura del Gobierno vasco para la recuperación, salvaguarda y defensa del Patrimonio Cultural del Sáhara Occidental.
Desde 2006, este programa ha permitido realizar 21 misiones, en las que se han localizado cerca de mil yacimientos con más de 6.000 monumentos funerarios. Además, se han logrado importantes avances en materia de recuperación oral de la cultura nómada y en la práctica antropológica de convivencia con los beduinos.