Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El folclorista Agapito Marazuela recibe homenaje de su pueblo natal en el 125 aniversario de su nacimiento

El municipio segoviano de Valverde del Majano, pueblo natal de Agapito Marazuela, autor del 'Cancionero de Castilla, rendirá homenaje al folclorista y dulzainero en el 125 aniversario de su nacimiento.
Marazuela, nacido el 20 de noviembre de 1891 y fallecido el 24 de febrero de 1983, dedicó toda su vida a salvar la tradición musical castellana de la extinción y fue fundador de una escuela de dulzaina en Segovia. Por el 'Cancionero de Castilla' fue galardonado con el Premio Nacional de Folclore en 1932.
Este sábado, 27 de febrero, la Casa de Cultura de Valverde del Majano acogerá la conferencia 'Agapito Marazuela Albornos o el despertar del alma castellana' a cargo de Joaquín González-Herrero, fiscal de la Oficina Antifraude de la Unión Europea, antiguo alumno de Marazuela y miembro del jurado del premio de folclore que lleva el nombre del dulzainero.
El acto será el primero de un paquete de actividades que la Concejalía de Cultura y Bienestar Social de Valverde ha programado con motivo del aniversario para este año, que continuarán en marzo con una exposición, según indican fuentes municipales.
Marazuela, quien comenzó a ganarse la vida con la dulzaina a los 14 años, ingresó en el Partido Comunista de España (PCE) en 1932. En 1936 las Juventudes Socialistas Unificadas le encargaron seleccionar a los grupos folclóricos que actuarían en la Olimpiada de Barcelona de ese año, la denominada 'Olimpiada roja'.
Con el inicio de la Guerra Civil huyó de Salamanca a Madrid, donde pasó casi toda la contienda. Durante la posguerra estuvo preso en cárceles de Madrid, Burgos, Ocaña y Vitoria. En 1964 publicó su 'Cancionero segoviano'. En 1983, a título póstumo, le fue concedida la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, una distinción que recientemente se ha podido visitar en el zaguán del Palacio Provincial, sede de la Diputación segoviana.
En vida, el valverdano sí recogió otras condecoraciones, entre ellas la de Plata de la Ciudad; el Alcázar de Oro de la Asociación de Amigos de Segovia, o la Medalla de Oro de la Provincia de Segovia.