Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El futuro es blanco para Vanity Fair

Días después de conocer la portada de Vanity Fair con las que considera que son las actrices más prometedoras de Hollywood, el periódico 'The Guardian' ha puesto el grito en el cielo y acusa de racismo a la revista por no incluir ninguna actriz negra.
Obama se convierte en el primer presidente negro de EEUU, Beyoncé entra en la historia de la música ganando seis premios Grammy o la película 'Precious' lleva a sus actrices negras a arrasar con todos los galardones del mundo del cine. Los negros triunfan, pero para 'Vanity Fair' las estrellas de la próxima década van a ser chicas de tez pálida.
La portada de la revista ya ha desatado la polémica antes de salir a la venta el próximo mes de marzo. En ella aparece una fotografía de la prestigiosa fotógrafa Annie Libovitz en la que vemos a nueve sofisticadas y jóvenes actrices, entre las que se encuentran Kristen Stewart o Evan Rachel Wood, mostrando toda su belleza y sofisticación para un reportaje llamado 'Nueva década, nuevo Hollywood'. Según la revista, ellas son el futuro del cine.
Esta imagen ha dado la vuelta al mundo y parece que ha tenido que ser vista por Hannah Pool, una periodista negra del diario británico 'The Guardian', para reparar en el detalle de que todas las actrices que aparecen en la fotografía son blancas.
"Vanity Fair ha mirado en su bola de cristal y ha decidido que, en lo que se refiere a actores, el futuro es femenino y, además, totalmente blanco" escribe Pool en su artículo. "Incluso hasta la ropa que llevan es de color pálido", añade.
La periodista dice que quizás la revista no quería romper la uniformidad de las actrices blancas incluyendo una negra. También dice que no sabe si es peor que los responsables notaran la ausencia de una persona de color y lo dejaran pasar o que simplemente no depararan en ello.
La publicación presenta cuatro candidatos negros que, a su juicio, también merecerían aparecer en la portada de Vanity Fair: Gabourey Sidibe, la actriz revelación del año gracias a su película 'Precious' que la ha supuesto un Globo de Oro y una nominación al Oscar, Zoe Saldana, protagonista de Avatar, Anika Noni Rose, conocida por 'Dreamgirls' y un actor, Anthony Mackie, actor de 'The Hurt Locker'.