Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El papa Francisco, portada de Rolling Stone

Mueve masas y llena estadios. Lo vimos agitando a los jóvenes en Brasil. Cada gesto suyo impacta. Pero, ¿puede ser un Papa un icono de la modernidad?. Francisco tiene todas las papeletas... Desde que fue elegido hace menos de un año, acapara portadas, ha sido el más elegante e interesante del 2013, el personaje del año para Time y Papa coraje para Vanity Fair. Su última conquista involuntaria la primera de Rollings Stones, la revista de tendencias y música más importante del mundo. También ha inspirado sobriedad y hasta religiosidad en las pasarelas; por crearle le han creado hasta un perfume . Por no hablar de las adhesiones masivas en la red a este Papa 3.0, el líder más buscado del mundo en Google, récord de impacto en redes sociales, pontífice mediático con fondo... Loco por los pobres y crítico con los poderosos. El último icono de la cultura pop se llama Francisco y marca estilo a base de humildad.