Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué pasará con los tres hijos de Michael Jackson?

Michael Jackson con el pequeño Prince en brazos. La foto provocó una lluvia de críticas sobre el cantante por su imprudencia. Foto archivotelecinco.es
Dos días después del fallecimiento del Rey del Pop y con las causas de la muerte sin aclarar se desatan las especulaciones sobre qué pasará con sus tres hijos. Los medios estadounidense ya hablan de una posible batalla legal por la custodia de Michael Joseph, Paris Michael y Michael Prince, el más pequeño. El clan Jackson se ha ofrecido para cuidarlos, pero la niñera y hasta la madre de los dos mayores podrían entrar en la ecuación que decidirá su futuro.
La prensa estadounidense ha ido más lejos en sus especulaciones al considerar que Michael Joseph y Paris, nacidos durante el segundo matrimonio del cantante con la australiana Debbie Rowe, podrían ser reclamados por ella.
La ex enfermera cedió sus derechos sobre la custodia de  ambos tras el divorcio con Jackson y desde entonces los niños han vivido con su padre y Katherine.
Sin embargo, algunos abogados han aclarado que esto no anuló sus derechos, por lo que podría incluso reclamarlos junto a una sustanciosa pensión.
El futuro de Prince es todavía más incierto. El pequeño de siete años, más conocido como 'Blanket' nació de una madre anónima, a través de un útero en alquiler y la prensa estadounidense especula con la posibilidad de que la niñera Grace Rwaramba podría pedir la custodia.
Uno de los biógrafos del icono pop, Stacey Brown,  ha asegurado que Michael Jackson siempre había dicho que "si algo le sucedía a él quería que Grace se ocupara de ellos". 
Fuentes cercanas al cantante confirman que Grace tuvo un papel muy importante en su vida. Lo acompañó durante 20 años, le sirvió de testigo en algunos de sus juicios e incluso la prensa rumoreó que se habían casado en 2006.
La extravagante vida del Rey del pop lo llevó a escenas grotestas, como cuando se asomó a un balcón con Prince en brazos  colgando en el vacío. Las fotos del pequeñín en vilo en brazos de un padre  imprudente  aparecieron en las páginas de todos los periódicos.
El nacimiento de sus tres hijos, todos impecablemente blancos, desató los rumores. La prensa no dejó de especular sobre la posibilidad de que ni siquiera Jackson fuera el padre biológico de los niños.
En 2003 en una entrevista, el cantante tuvo que frenar los comentarios y asegurar que "había usado su propia esperma" y que "todos eran hijos suyos".
El hermano de Jackson, Jermaine, recientemente había hablado del Michael padre. "No era uno de esos padre que deja hacer a sus hijos lo que quieren". Era estricto y los "está educando como él hubiera querido que lo educarán".
Ahora, tras su muerte, la batalla legal por los tres huérfanos podría estar a punto de empezar.