Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'La paz volátil', 212 páginas dedicadas al pedo

El autor del libro tan solo pretendía recoger en un volumen parte de sus vivencias personales sin ambición literaria, iba a ser un libro editado únicamente para el disfrute de amigos y familiares. Sin embargo, El editor del libro, Pepe Grau (editorial Manuzio), vio futuro en el libro. "Le recomendamos hacer una edición más grande al comprobar que está realmente bien escrito y que es muy ameno y divertido", ha explicado.
 
'La paz volátil' no es el primer texto sobre flatulencias. Ya Francisco de Quevedo escribió "Gracias y desgracias del ojo del culo".
 
Clasificación
 
Entre los distintos tipos de ventosidades se encuentran el  "Imperial", el "Terminator", el "Saturday Night" o el "pedo de fuego", un "alivio que si es imprudente, o no se alza bien la nalga, abrasa y hay que levantarse para ver si sale humo por detrás".
 
"En este libro he tratado de redimir a esa criatura siempre prohibida y mal vista que es el pedo. Es una idea personal en la que nadie creía basada en algunas vivencias que de niño compartí con las amistades. Siempre me fijé en algunos pedillos que la gente comentaba sin darles importancia, con el tiempo busqué qué se había escrito sobre ellos y traté de modernizarlo", ha declarado Cantos.
VMB