Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El príncipe Harry visita las zonas devastadas en Nepal por el terremoto de 2015

El Príncipe Harry arrancó hace dos días su visita a Nepal, acudiendo a campamentos de las zonas asoladas por los terremotos del año 2015. "Sé que llego a Nepal cerca de la fecha del primera aniversario de los terremotos que se cobraron tantas vidas.Mis respetos a los que perecieron y espero hacer lo que pueda para sacar para la recuperación y resistencia del pueblo de Nepal. Quiero mostrar a todos aquellos alrededor del mundo que quieren ayudar a que este país esté abierto a los negocios. No podía esperar a llegar y ver todo lo que este país tiene para ofrecer", dijo el joven de 31 años en el discurso de agradecimiento tras su recibimiento por parte del gobierno de Nepal en Katmandú.
Además de visitar a los templos y los emplazamientos más emblemáticos del sur de la capital, Patan, el hermano del príncipe William visitó el campamento de Byasi en Bhaktapur, donde se reunió en las tiendas de campaña con las familias afectadas por el desastre de abril del año pasado. Harry compartió una larga conversación con Purushottam Suwal, un joven de 15 años que preside el comité de gestión del lugar. Este adolescente ha vivido en el campamento temporal con su familia y otras 250 personas durante casi un año. "Él personifica la determinación y la resistencia del pueblo nepalí", decía la cuenta de Instagram de The Kensington Palace junto a una instantánea de ambos.
Además, en la villa de Dalla, en el Parque Nacional de Bardia, Harry recibió el tradicional Tilak, el punto rojo, hecho con cenizas y adhesivo, que se coloca en el centro de la frente, a la altura del sexto chakra (el de la sabiduría). Horas después, el hijo del príncipe Carlos de Inglaterra llegó a la aldea Leorani en el Himalaya, donde pasó la noche en la casa de la señora Mangali Gurung, cuyo difunto marido fue soldado Gurkha, destinado en Afganistán.