Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex propietario de los objetos de Gandhi amenaza con demandar a la casa de subastas

El antiguo propietario de las pertenencias de "Mahatma" Gandhi que se vendieron la semana pasada en Nueva York anunció hoy que se plantea demandar a Antiquorum, la casa de subastas que realizó la venta.
"Mis abogados y yo consideramos esta venta ilegal, ya que intenté detenerla y retirar los objetos de la subasta antes de que comenzara, y ahora quiero recuperarlos", explicó a Efe el coleccionista de Los Ángeles, James Otis, en una entrevista telefónica.
El representante legal de Otis, Robi Batra, añadió a Efe que "entre el viernes y el próximo lunes informaremos por escrito a Antiquorum de que consideramos la transacción ilegal y deseamos que nos devuelvan los objetos".
"Si Antiquorum no accede a ello, tendremos que llevar el caso a los tribunales", agregó Batra.
El pasado 5 de marzo, y a pesar de la oposición del Gobierno indio, la casa de subastas Antiquorum Auctioneers vendió por 1,8 millones de dólares las gafas, unas sandalias de piel, un plato, un bol y un reloj de Gandhi que Otis había reunido a lo largo de los años.
La venta de las pertenencias de Mohandas Karamchand Gandhi despertó tal polémica en el país del pacifista que el Tribunal Superior de Nueva Delhi dictó una orden para intentar paralizar la venta de esos objetos.
Batra señaló a Efe que "cuando la casa de subastas recibió un día antes de la venta la orden de restricción temporal dictada por el tribunal indio, la subasta se convirtió en ilegal bajo los principios del derecho internacional".
En su opinión, no está claro que el comprador de las pertenencias del líder espiritual, el magnate indio Vijay Mallya, entregue los objetos al Gobierno de India, tal y como había anunciado tras la adquisición.
"Eso era parte del trato, y Otis no está conforme con que las posesiones de Gandhi se conviertan en argumentos políticos", señaló el abogado.
Batra acusó a Mallya, que forma parte de la oposición del Parlamento indio, de querer aprovecharse de la polémica subasta para ganar popularidad en las elecciones generales de su país.