Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las temperaturas seguirán altas pero "dentro de lo normal" hasta el viernes y el fin de semana refrescará ligeramente

Las temperaturas 'veraniegas' de esta semana seguirán estando altas hasta el viernes, aunque no se han producido valores "destacables" sino que están "dentro de lo normal", según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
El portavoz adjunto de la AEMET Modesto Sánchez ha reconocido a Europa Press que los termómetros están registrando "temperaturas altas pero dentro de lo esperable" y no se han producido valores récord.
De este modo, ha descartado que esta situación sea la primer ola de calor de la temporada ya que para eso se requiere que al menos el 10 por ciento de los observatorios superen en un 5 por ciento o más las temperaturas más altas de la serie de referencia 1971-2000. Sin embargo, ha admitido que los valores han llevado a la activación de avisos de riesgo (amarillo) en el valle del Ebro, del Guadalquivir, Ciudad Real, Cuenca, sur de la Comunidad de Madrid.
En concreto, ha precisado que las más altas registradas este martes fueron los 38 grados centígrados de Córdoba aeropuerto y San-Pablo/Sevilla y 37 grados centígrados en varios observatorios de esa zona, como en La Puebla de los Infantes (Sevilla). Mientras, en Villarrobledo (Albacete) y en Mérida (Badajoz) llegaron a 36 grados centígrados.
Además, en el centro se alcanzaron 34 grados centígrados en Arganda (Madrid); 33 grados centígrados en Aranjuez, en las Bárdenas Reales (Navarra), Aranjuez, Orense y Lérida; 32 grados centígrados en Madrid, Cariñena (Huesca); mientras que en varias capitales de Castilla y León como Palencia y Salamanca se alcanzaron 30 grados centígrados.
De momento, esta situación de temperaturas altas se mantendrá hasta el viernes y el fin de semana el descenso térmico será notable, de cinco a ocho grados centígrados, aunque "no se pasará frío".
Asimismo, a partir del domingo y los primeros días de la próxima semana volverán a ascender y después, progresivamente irán descendiendo paulatinamente, hasta que el fin de semana se podrán registrar temperaturas "frescas".
Más allá de las temperaturas, Sánchez ha señalado que el viernes y el fin de semana seguirán los cielos soleados o poco nubosos, aunque el viernes se podrán producir chubascos y tormentas en los sistemas montañosos de Pirineos, Sistema Ibérico y de forma más leve en la cordillera cantábrica.
Respecto al fin de semana, ha apuntado que los cielos estarán despejados y las buenas temperaturas. En definitiva, ha resumido que este será un fin de semana "de los que van anunciando ya el verano".