Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En la cuna de los Miura

Este domingo finaliza la Feria de Abril sevillana, acaban también los festejos taurinos, muy desiguales por el bajo rendimientos de los toros. La oportunidad para ver toros de verdad la tienen los aficonados con la corrida de los Miuras, sólo nombrarlos inspira temor. La ganadería de los Miura ha cumplido 160 años. Es muy raro que una cámara de televisión entre en la Finca donde se crian estos legendarios toros. Un equipo de Informativos Telecinco lo ha conseguido. Son imágenes de una ganadería que es historia viva del toreo.
Visitamos la centenaria finca de Zahariche. Una gran portada nos marca la llegada a una divisa de leyenda, la de los Miura, el popular y temido hierro de la A con las dos asas.
Nada es común en estos prados donde pasta y se cría un toro que poco tiene que ver con los demás. Pasear por los salones de la casa Miura es recorrer la historia del toreo de los dos último siglos. Eduardo y Antonio son la sexta generación dedicada a la cría de este toro de hechura tan particular.
El toro de Miura tiene un comportamiento muy especial tanto en la plaza como en el campo. La divisa verde y grana lleva 151 años consecutivos lidiando en Sevilla. Muchas han sido las figuras del toreo han experimentado lo que es ponerse delante de estos toros. Uno de los cuales acabó con la vida del que muchos consideran el más grande: Manolete.
A pesar de los vaivenes del tiempo y de las modas taurinas Miura sigue siendo sencillamente, Miura.