Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El curioso accidente del hombre que conducía un sillón con motor


El hecho ocurrió en Minnesota, EEUU, cuando Dennis LeRoy Anderson tuvo un accidente. La noticia podía pasar como una de tantas, sin embargo, el hecho de que este hombre en estado de embriaguez conducía un sillón con motor le da un tono particular al hecho. Por lo general, los seres normales plantan un sillón en casa para ver la tele o leer el periódico los domingos, pero el señor Anderson, no. Este extravagante personaje, al que la policía ya le había quitado el carné de conducir, le puso a sú sillón el motor de un cortacésped y fabricó su propio vehículo, que tiene luces y hasta un reproductor de música con dos altavoces a cada lado. Si os fijáis en la foto, la 'cosa' tiene hasta un espejo retrovisor, en uno de los brazos y un volante rudimentario o algo parecido que permite cambiar a voluntad la dirección del artefacto. La policía detuvo al ¿conductor?... después de que se empotrara contra un coche que estaba aparcado, tras lo cual confesó que se había bebido nueve cervezas, según publica . El incidente ocurrió en 2008, pero sólo ahora ha llegado la sentencia para LeRoy Anderson: 180 días de cárcel y dos años de libertad condicional. La Policía ha asegurado que su supersillón con motor ha despertado el interés de numerosos ciudadanos que se han acercado con intención de comprarlo. Skynews.com