Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El equilibrista que desafía a la muerte

Se llama Eskil Ronningsbakken y su vida consiste en jugársela continuamente, siempre a un suspiro de la muerte, siempre sin red ni cuerda, ni nada que le ate. El equilibrista afirma que son muchas las personas que le han llamado loco y le decían que cualquier día iba a morir, pero a él no le importaba.

Salvo su entrenamiento y su descomunal confianza en sí mismo; “quiero crear arte y ver como mis sueños se hacen realidad”.