Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botellas de vino con el rostro de Hitler

Hitler, vinodailymail.co.uk

Una mujer americana cuyo padre había sido un superviviente del campo de concentración de Auschwitz, se quedó completamente sorprendida cuando vio en un supermercado de Garda, unas ofensivas botellas de vino con el rosto de Adolf Hitler. Cindy Hirsch se encontraba de vacaciones en Italia con su marido, y se quedó en estado shock al ver las etiquetas en las que aparecía el líder del partido Nacionalsocialista.

Cindy Hirsch, una ciudadana americana, pasaba sus vacaciones en Italia junto a su marido, cuando al entrar en un supermercado de Garda, al norte del país, vio en un estante unas cuantas botellas de vino, en cuyas etiquetas aparecía el rosto de Adolf Hitler, y varios de sus lemas al frente del partido Nacionalsocialista como "Ein Volk, ein Reich, ein Führer", que quiere decir: "Un pueblo, un imperio, un führer".
Según publica el diario 'The Daily Mail', Hirsch es judía, y su padre, de origen checoslovaco, fue un superviviente del campo de concentración polaco de Auschwitz, en el que murieron algunos de sus familiares. De este modo, la mujer americana se quedó en estado de shock al ver las ofensivas botellas de vino.
Inmediatamente fue a hablar con el encargado del supermercado para que las retiraran. Según ha comentado la propia Cindy Hirsch, el trabajador le dijo que "era sólo historia, como Mussolini, como el Che Guevara. Me dejó la botella sobre el mostrador y salió de la tienda. "
Ante este suceso, el ministro italiano de Integración, Andrea Riccardi declaró: "Quiero tranquilizar a nuestros amigos estadounidenses que visitan nuestro país. Nuestra Constitución y nuestra cultura rechaza el racismo, el antisemitismo y el fascismo nazi. No sólo es una afrenta a los Judios, aunque mi marido y yo somos judíos. Es una afrenta a la humanidad en su conjunto".
Cindy Hirsch comentó que "esto no solo es una ofensa para los judíos, aunque mi marido y yo seamos judíos, es una ofensa para la humanidad en su conjunto ".