Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡No juegues con un oso de 700 kilos...aunque sea tu amigo!

Los vídeos de Jim Kowalczik, fundador y dueño del Orphaned Wildlife Center, en Nueva York, son siempre espectaculares. Su amistad con los osos que rescata y cuida se convierten en virales. En estas imágenes, Kowalczik, muestra el cariño que lo une a Jimbo, un oso kodiak, que pesa más de 700 kilogramos. Los arrumacos y bromitas del animal pueden ser peligrosas, porque una caricia con una de sus garras puede desgarrarte. Este hombre que ama a los animales pasó un pequeño susto cuando Jimbo intentó morder su cabeza...aunque solo era para jugar.