Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El currículum vítae de Leonardo da Vinci

La carta estaba dirigida al Duque de Milán y en ella hace una relación de todas las invenciones que Leonardo había hecho y que podían ser útiles en una batalla. Además deja un pequeño espacio para sus habilidades en tiempos de paz por las que sería igualmente útil para el Duque. La lista de "secretos" de Leonardo es la siguiente:
1.  Tengo un tipo de puentes ligeros y resistentes, fáciles de transportar y que permiten a la vez perseguir y huir del enemigo, y otros seguros e indestructibles por el fuego y las armas de batalla, fáciles de montar y desmontar, así como métodos para destruir los del enemigo.
2. Cuando un lugar es asediado, sé coger agua del otro lado de las trincheras con puentes y máquinas apropiadas para cada expedición.
3. Si a causa de la fortaleza o la posición de la plaza enemiga el asedio resulta imposible, tengo métodos para destruir cada piedra u otras fortalezas incluso si la plaza enemiga está enclavada en una roca.
4. Tengo varias clases de morteros, apropiados a cada situación y fáciles de llevar, desde los que arrojan piedras simulando una tormenta a los que despiden un humo que causa terror y confusión en el enemigo.
5. Si la batalla es en el mar, tengo varios tipos de armas muy eficaces para el ataque y la defensa y barcos que resisten el ataque de grandes cañones.
6. Sé el modo de superar caminos tortuosos sin hacer ruido incluso si hay que pasar por una trinchera o un río.
7. Tengo carros cubiertos, seguros e imposibles de atacar que pueden moverse entre la artillería enemiga sin que nadie pueda romperlos y sin que se registren bajas.
8.Si se necesitan, fabricaré armas y morteros distintos de los habituales.
9. Si la operación de bombardeo puede fallar, inventaría catapultas, trabucos y otras máquinas de máxima eficacia y de uso poco común. Además, según el caso, puedo inventar artilugios de ataque y defensa.
10. En tiempos de paz creo que puedo conseguir los mismos resultados que cualquier otro en arquitectura y replanteos de edificios públicos y privados y realizar sistemas de conducción de agua.
11. Puedo hacer esculturas en mármol, bronce y arcilla y puedo pintar cuadros, tan bien como cualquier otro.
Y si alguna de las cosas citadas le parecen imposibles o poco factibles, yo estaría dipuesto a hacerle una prueba en su casa o allí donde le parezca conveniente que le explicaría yo mismo con la mayor humildad.