Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La desesperada lucha de los refugiados por llevarse un trozo de comida a la boca

Llevados por la desesperación y el hambre, los refugiados han llegado a su límite. Un hombre ha resultado herido en el asalto a un camión con donaciones de comida. La organización que iba a repartirlas no ha podido controlar a las decenas de personas que peleaban entre sí por la ayuda. Y es que una multitud se ha arremolinado alrededor de sus puertas mientras se lanzaban las bolsas y los paquetes de su carga, lo que ha provocado golpes, empujones y pueñetazos. Tras el cierre de la ruta de los balcanes la situación es insostenible y algunos comienzan a abandonar el campamento.