Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La disfunción tiroidea es tres veces más frecuente en mujeres que en hombres

La doctora Verónica Sánchez, del Hospital Quirónsalud San José, ha recordado la importancia de controlar función tiroidea, un problema más frecuente en mujeres que en hombres que puede causas hipertiroidismo o hipotiroidismo.
"Ante la sospecha se debe consultar a un especialista, quien con una ecografía tiroidea confirmará la presencia de nódulos", ha añadido con motivo de la celebración del Día Mundial de la Tiroides, que se celebra este miércoles 25 de mayo.
La tiroides puede estar aumentada de tamaño (bocio) o tener uno o varios nódulos y, en ese caso, se nota un bulto al observar el cuello que, al hablar o tragar, se mueve (de arriba hacia abajo). Los síntomas orientarán al endocrino y una analítica de sangre confirmará el diagnóstico.
"Mientras el hipertiroidismo se relaciona con nerviosismo (temblor, palpitaciones), pérdida de peso, intolerancia al calor y debilidad muscular, el hipotiroidismo (función tiroidea disminuida) se caracteriza por cansancio, poca concentración, caída del pelo, piel seca, ciclos menstruales irregulares e intolerancia al frío", explica Sánchez, quien recuerda que "la disfunción tiroidea es más frecuente en mujeres, entre 20 y 50 años, con una relación de tres a uno en comparación con los hombres".
Los trastornos de la tiorides pueden afectar al sistema reproductor femenino o tener consecuencias durante el embarazo, por lo que la doctora Sánchez aconseja que, ante el deseo de gestación y durante esta, se valore la función tiroidea (analítica con TSH) y, si ya se toma medicación para la tiroides, se ajuste y haga seguimiento en cada trimestre de embarazo y posparto. Y de manera general recomienda una analítica anual que incluya función tiroidea (TSH).