Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACS construirá una desaladora en Emiratos Árabes por 179 millones de euros

En alianza con la firma árabe Utico Middle East
ACS construirá una desaladora de agua de mar en Emiratos Árabes, un proyecto estimado en 195,7 millones de dólares (unos 179,6 millones de euros), lo que lo convierte en una de las mayores inversiones en un proyecto de este tipo en los emiratos, según informó la compañía.
El grupo que preside Florentino Pérez enmarca el contrato en su estrategia de ampliar su presencia en Oriente Medio, en el marco de su política de reforzamiento de su expansión internacional.
ACS acometerá el proyecto a través de la sociedad conjunta que su rama industrial Cobra constituyó el pasado mes de agosto con Utico Middle East, el proveedor de servicios públicos del Consejo de Cooperación del Golfo.
Cobra cuenta con una participación del 40% en esta sociedad conjunta, denominada Al Hamra Water Company, mientras que sociedad árabe ostenta el 60% restante del capital.
La inversión que esta compañía destinará el proyecto, además de ser una de las mayores inversiones en este tipo de infraestructuras de agua de los emiratos, también será "una de las mayores inversiones extranjeras directas", según destacó el grupo en un comunicado.
Tedagua, la filial de agua del grupo ACS, será la que se encargue de construir la desaladora, que se levantará en la zona de Al Hamra Jazeerah, en el emirato de Ras Al Khaimah.
La instalación tendrá capacidad para generar 100.000 metros cúbicos de agua al día, con la que se cubrirán las necesidades de dicho emirato y su entorno.
TECNOLÓGICAMENTE AVANZADA Y SOSTENIBLE.
Según ACS, será una planta "tecnológicamente avanzada", que además requerirá "uno de los consumos de energía más bajos de la región", y permitirá así evitar la emisión a la atmósfera de unas 33.280 toneladas de CO2 al año.
Está previsto que la planta comience a producir agua potable en junio de 2017, con el fin de que esté plenamente operativa en 2018.
La mayor parte del agua potable que genere la instalación se suministrará a la Federal Electricity and Water Authority (Fewa), la compañía responsable del suministro de agua y electricidad a varias ciudades árabes.
ACS considera que Oriente Medio presenta un destacado potencial de crecimiento para las infraestructuras de agua. En el caso de los Emiratos Árabes obtiene de plantas desalinizadoras más del 80% del agua que consume.