Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AIReF avisa de que España aún tiene un "problemas de credibilidad" por no aplicar la Ley de Estabilidad

Afirma que el déficit público se situará en ausencia de medidas adicionales en el 2% del PIB en 2019
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha alertado este martes de que España sigue teniendo un "problema de credibilidad" sobre sus cuentas públicas, porque desde que se aprobara la Ley de Estabilidad en 2012 no se ha aplicado con rigor y tanto Estado como comunidades autónomas se la han saltado, con la consiguiente desviación del déficit público.
"Aún no hemos convencido a los mercados. Cuando vienen las agencias de rating, lo que ven es que el marco fiscal sigue teniendo debilidades, que no lo tenemos impecable, y eso no tiene que ver con la austeridad o con el recorte del gasto, tiene que ver con un compromiso a largo plazo con la estabilidad financiera; la gente quiere ver que hay un plan y ahí no somos convincentes", ha dicho.
Durante los cursos de verano organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinados por BBVA, Escrivá ha asegurado que esta desconfianza explica que España soporte actualmente primas de riesgo más altas que países como Italia o Bélgica y que, en último instancia, gaste más en intereses de lo que podría pagar.
Concretamente, Escrivá ha señalado que "si España tuviera la credibilidad de Bélgica, con la misma deuda --la de ese país supera ligeramente el 100% del PIB, como en España-- ahorraríamos 10.000 millones de euros en intereses, en torno al 1% del PIB, en un escenario de varios años".
Escrivá ha detallado que la Ley de Estabilidad, en la que se incluye la ley de gasto, no ha tenido un desarrollo suficiente, lo que ha reducido su eficacia y ha hecho que se aplique de forma "laxa cuando toca ser estricto". "El Estado y las comunidades autónomas han incumplido la regla de gasto", ha llegado a decir, para apostillar que "las reglas están para cumplirlas".
Por el contrario, ha insistido en que cuando Bélgica tuvo problemas financieros similares a los de España en 2012 reaccionó "con energía" y "ha convencido a los mercados".
EL PROBLEMA PROCÍCLICO DE LAS CUENTAS.
Desde una perspectiva más atemporal, Escrivá ha resaltado la gran prociclicidad de las cuentas públicas españolas, que le ha llevado a que la deuda pública haya repuntado del 35% del PIB en 2007 al 100% en 2016. La razón es que, con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria cayeron los ingresos tributarios asociados al sector y repuntaron los gastos para paliar la crisis.
Al respecto, el presidente de AIReF ha insistido en que "hacen falta reglas eficaces que tiendan a estabilizar las cuentas a lo largo de los ciclos" y ha vuelto a defender que si se hubiera aplicado la regla de gasto a inicios de los años 2000 la deuda pública se situaría actualmente alrededor del 60% del PIB.
En este sentido, ha señalado que la Ley de Estabilidad requiere mejoras "significativas", empezando por la "inconsistencia" que existe entre las sendas de reducción de la deuda y el déficit público, pero además haciéndola más "simple y flexible", con una orientación "plurianual".
UN DÉFICIT DEL 2% DEL PIB EN 2019.
Así pues, Escrivá ha señalado que, de la mano de la recuperación económica, es necesario un plan presupuestario a medio plazo que incluya un análisis a fondo de los pasivos contingentes y otros riesgos que puedan afectar a la cuentas públicas.
"La recuperación económica parece afianzarse y seguirá facilitando el proceso de consolidación fiscal hasta 2019", ha dicho Escrivá, quien ha explicado que para ese año es de esperar un déficit estructural aún del 2% del PIB, en ausencia de medidas adicionales, del que un 1% procederá de la Seguridad Social y el resto de las comunidades autónomas.
A la vista de estas cifras, el presidente de AIReF ha marcado la senda de lo que debería hacer el siguiente Gobierno: "Hay que propiciar el desarrollo de la corresponsabilidad fiscal de los distintos niveles de gobierno para lograr la estabilidad presupuestaria, incluyendo una mejora del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)".
NO HAY DIÁLOGO CON EL GOBIERNO.
Por último, Escrivá se ha vuelto a quejar de la falta de colaboración del Gobierno en funciones con la AIReF. Así, ha indicado que en reuniones con el Ministerio de Hacienda ha instado a abrir un debate, a "discrepar, pero en público". "No hemos conseguido un intercambio de información de forma natural", ha concluido.