Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abengoa prosigue su remontada (29%) y duplica ya su valor a espera del acuerdo con los acreedores

Las acciones de Abengoa han encadenado su tercera jornada consecutiva de rally alcista, tras remontar otro 29% este martes, duplicando así su valor con respecto a la pasada semana, a espera de que se concrete el acuerdo con sus acreedores para la refinanciación del grupo que le permita esquivar el concurso de acreedores.
En concreto, los títulos clase B del grupo se revalorizaron un 29,64% en la jornada, para cerrar en los 0,36 euros. Las acciones de Abengoa se habían ya disparado un 20% el pasado viernes y un 56% ayer.
Por su parte, las acciones clase A de Abengoa, que cotizan en menor número en el mercado que las B pero cuentan con mayores derechos de voto, también volvieron a registrar una fuerte subida, a rebufo de las B, con un repunte del 26,42%, hasta los 0,89 euros.
En las últimas tres sesiones bursátiles, desde que se conoció que el principal accionista y expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, desistía en sus intenciones de mantener una participación relevante en la Nueva Abengoa, los títulos B de la compañía acumulan una revalorización del 145%.
A estos precios, la capitalización del grupo de ingeniería y energías renovables, sumando las acciones clase A y B, asciende a unos 386 millones de euros.
El grupo de ingeniería y energías renovables y sus acreedores ultiman acuerdo que permita la refinanciación de la empresa, que implicará la entrada de bancos y bonistas en el capital de la compañía.
KPMG ha planteado que los acreedores de Abengoa inyecten entre 1.500 millones y 1.800 millones de euros en la compañía como parte del plan de refinanciación para evitar que la empresa entre en concurso de acreedores, indicaron a Europa Press en fuentes financieras.
La firma, que representa a los bancos acreedores en el proceso de negociación, considera que las aportaciones podrían realizarse a través de distintas fórmulas, entre las que figuran créditos o bonos.
DILUCIÓN DE PARTICIPACIÓN DE INVERSIÓN CORPORATIVA.
Por su parte, Benjumea ha abierto la puerta a desbloquear la situación en que se encontraban las negociaciones entre la compañía y sus acreedores al aceptar diluir la participación de Inversión Corporativa en la futura Nueva Abengoa hasta un 5%.
La aspiración de Benjumea de contar con una participación del 12,5% en la Nueva Abengoa, que podría posteriormente verse incrementada hasta el 30% si se cumplía la 'hoja de ruta' establecida en el plan de viabilidad, era considerada "inasumible" por los acreedores, indicaron a Europa Press en fuentes de las negociaciones.
El plan global para la compañía es vital para abordar la reestructuración que deberá discutirse por todas las partes implicadas, en busca de un consenso antes de la fecha límite del 28 de marzo.